eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El PE tensa la cuerda en negociaciones sobre el sistema de quiebras bancarias

- PUBLICIDAD -

El Parlamento Europeo (PE) pidió hoy a la Comisión Europea (CE) que respalde a los eurodiputados en las negociaciones para la creación de un mecanismo europeo para gestionar las quiebras de bancos, en contra de la posición fijada por los Estados miembros.

El presidente del PE, Martin Schulz, con el acuerdo de los líderes de los grupos políticos representados en la Eurocámara, enviará el próximo lunes una carta al presidente de la CE, José Manuel Durao Barroso, para hacer un frente común en defensa de un sistema con más peso de las instituciones europeas.

"La Conferencia de Presidentes ha dado un mandato al presidente Schulz para que escriba al presidente de la Comisión subrayando el deseo del Parlamento de negociar con el Consejo sobre las bases de la posición marcada por el Comité de Asuntos Económicos y Monetarios" de la Eurocámara, según un comunicado del PE.

Los eurodiputados están dispuestos a defender la creación de una autoridad de resolución de bancos en la que la decisión final sobre si acometer una quiebra quede en manos de Bruselas, contando con la opinión de los países, así como la puesta en marcha de un fondo único europeo que haga las veces de cortafuegos y pueda asumir los costes de estos procesos sin recurrir a las arcas públicas.

"Esperamos que la CE ayude activamente en esta dirección, dado que la posición del comité de Asuntos Económicos y Monetarios del PE se basa en la propuesta original" del Ejecutivo comunitario, afirmaron los eurodiputados.

Los Estados miembros acordaron en diciembre pasado un sistema que deja el proceso de quiebra fundamentalmente en manos de las propias capitales, y que establece la creación de un fondo con compartimentos nacionales que no será realmente europeo y unificado hasta 2026.

Ahora, la Eurocámara, los países y la Comisión negocian en los llamados trílogos para lograr un consenso para la creación de este mecanismo, que profundizará la unión bancaria en la zona del euro, aunque la deriva de las conversaciones no satisface a los eurodiputados.

"Si las negociaciones no avanzan de una manera constructiva, el Parlamento Europeo se reserva su derecho a llevar a votación en el pleno su primera posición sobre las bases del informe de la Comisión de Economía y Asuntos Monetarios", advirtió la Eurocámara en un comunicado.

"El estado actual de las negociaciones no es prometedor, dada las amplias diferencias entre el Consejo y el Parlamento, lo que supone que hay una clara posibilidad de que no se llegue a un acuerdo antes de las elecciones europeas de mayo", afirma el PE.

El objetivo marcado por Bruselas es lograr un consenso antes de la consulta electoral para evitar la entrada en vigor del mecanismo de resolución, prevista para 2015 en el caso de la autoridad de resolución y para 2016 en el del fondo.

"La Conferencia de Presidentes y el equipo negociador rechaza firmemente el enfoque Acuerdo Intergubernamental sobre el mecanismo único de resolución del Consejo, ya que socava el método comunitario y el procedimiento legislativo ordinario", recalcó el PE.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha