eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Calidad en el empleo y crecimiento 'justo': PP, PSOE, Podemos y Cs enfrentan sus programas

Las cuatro formaciones se sentaron en una mesa redonda en la Universidad de Alcalá de Henares moderada por José Carlos Díez para analizar sus propuestas económicas

- PUBLICIDAD -
La economía de la eurozona crece un 0,3 por ciento y un 0,4 % en la UE en el tercer trimestre

La automoción es el ejemplo recurrente que pone el PP para hablar de empresas competitivas EFE

La carrera por acceder a la Moncloa el próximo 20 de diciembre ya ha comenzado y el plano económico sigue teniendo una importancia vital de cara a ocupar el lugar que ahora mismo ostenta Mariano Rajoy. La Universidad de Alcalá de Henares (UAH) fue en esta ocasión el escenario para que cuatro representantes económicos de cada partido debatieran las propuestas con las que pretenden dinamizar la economía y cambiar el modelo productivo.

Los eurodiputados Pablo Zalba y Jonás Fernández, de PP y PSOE respectivamente, Francisco de la Torre, número dos en la lista de Madrid por Ciudadanos y Jorge Uxó, profesor de Economía de la Universidad de Castilla La Mancha y representante de Podemos, han sido los encargados de hacer balance de la legislatura y dar las pinceladas de las medidas económicas que se proponen para la próxima legislatura, en un debate moderado por José Carlos Díez, profesor de la UAH. El respresentante conservador defendió la actuación de Mariano Rajoy pero sin aportar apenas iniciativas de cara a la nueva legislatura. El resto de representantes hicieron frente común en las críticas al actual Ejecutivo y trataron con mayor o menor éxito de vender sus programas electorales, aún algo difuminados.

Propuestas de Empleo

La precariedad en el mercado de trabajo fue un tema recurrente durante el debate y por el que el PP recibe duras críticas del resto de partidos. Zalba cree que la receta para frenar esta temporalidad y crear empleos de calidad pasa por aumentar la competitividad para exportar. Como es habitual, los conservadores pusieron como ejemplo al sector de la automoción, donde en un contexto de sobrecapacidad europea, en España se sigue creciendo. También aseguró que firmar tratados como el TTIP generarían nuevos de miles de empleos, defendiendo las cifras que aseguran que el tratado puede cerar 300.000 nuevos puestos de trabajo en Europa.

En cuanto a los jóvenes, uno de los colectivos más azotados por la crisis económica, el PP propone centrarse en tres ejes para revertir la situación: un pacto por la educación que evite el abandono escolar, aumento de la competitividad que asegure nuevas oportunidades para todo el mundo y la implantación de medidas e incentivos fiscales para las empresas que contraten a jóvenes o les den impulso en sus proyectos de emprendimiento.

Fernández, del PSOE, recordó la propuesta del partido para crear empleo de calidad que pasa por revisión del estatuto de los trabajadores, la vuelta a la negociación colectiva y la simplificación de los contratos en indefinido, temporal y de relevo. Los controles estrictos de los contrales de temporalidad son una de las bazas con las que juega el partido socialista para mejorar la calidad de los empleos. Además, uno de los ejes que los socialistas consideran indispensables para generar empleo estable, de calidad y con competitividad es la energía, un sector en el que consideran que hay que revisar varios aspectos porque para ellos la gestión “es pésima”.

Uxó contempla un cambio centrado en la estructura económica que pivotaría sobre tres ejes: garantizar el empleo decente, revertir el aumento de la desigualdad y transformar el modelo de crecimiento para hacerlo más inclusivo y sostenible.

Ciudadanos, de la mano de Francisco de la Torre, insiste en su modelo de contrato único, que, aseguran, permitirá la igualdad de oportunidades. De la Torre aclaró que no tendría un efecto retroactivo, pero sí que los nuevos contratos entrarían en este nuevo modelo, en el que se contempla una indemnización que suba poco a poco según el tiempo del contrato.

Reforma fiscal y crecimiento

Las críticas de Bruselas al Presupuesto español presentado por Hacienda sirvieron como arma arrojadiza para PSOE y Ciudadanos a la hora de atacar las cuentas del Gobierno de Rajoy. Jonás Fernández cree que la mejora de la economía se debe más a factores externos que al a gestión del PP, especialmente por el rescate bancario instrumentado por la UE y otras cuestiones como la evolución del precio del petróleo, la política monetaria y la revisión de la política económica europea. De la Torre, de Ciudadanos, también apoyó la tesis de que la caída del petróleo o las ayudas del BCE habían sido catalizadoras para la recuperación.

El PSOE cree que un gobierno socialista en España inclinaría el equilibrio ideológico en el Consejo Europeo a su favor, lo que facilitaría impulsar por ejemplo el Plan Juncker en el que se desplegarían medidas de estímulo económico.

El representante de Podemos reconoció su preocupación porque España tenga que crecer a buen ritmo y de forma "socialmente justa", los próximos años, garantizando el derecho al trabajo y creando empleos decentes, de forma que se elimine el actual concepto de "trabajadores pobres". Gran parte de su plan pasa por recuperar los servicios públicos, para volver a niveles de 2009 en ámbitos como la educación.

Como es habitual, PSOE, Ciudadanos y Podemos insistieron en que el refuerzo de la lucha contra el fraude fiscal reportaría cuantiosos beneficios al erario público.

Uxó recordó el Plan de Renta Garantizada que ha esbozado el partido de Pablo Iglesias. Según sus cálculos, más de 8,5 millones de personas se verían beneficiados por este nuevo plan que iría acompañado por el crecimiento del Salario Mínimo Interprofesional que pasaría en dos años a los 800 euros a los 900 al final de la legislatura en caso de que gobernaran.

De la Torre trató de diferenciar este plan del suyo que tiene como base un complemento salarial garantizado que se cobraría a través de la declaración de la renta. Ciudadanos dice que funciona en EEUU y Gran Bretaña y que podría ir perfectamente en España, reduciendo la desigualdad y creando empleo. En cuanto a la fiscalidad, los de Albert Rivera quieren reducir el IRPF, pero menos de lo previsto ante las dudas que genera el estado de las cuentas públicas.

Una de sus bazas es recortar gasto en las diputaciones, suprimiéndolas y primando la fusión de municipios, lo que supondría un ahorro de 5.000 millones de euros.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha