eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Países europeos, dispuestos a dar tiempo a Londres para pagar 2.125 millones

- PUBLICIDAD -

Varios países europeos se mostraron hoy dispuestos a conceder mañana a Reino Unido más tiempo para pagar los más de 2.125 millones de euros adicionales que Bruselas le solicita para cuadrar las cuentas comunitarias de este año.

Los ministros de Economía de la Unión Europea (UE) abordarán mañana en el Ecofin la polémica revisión de las contribuciones de los países miembros al presupuesto comunitario para 2014, que Londres rechaza pagar el 1 de diciembre.

"Vamos a debatir todo esto para tratar de encontrar soluciones que permitan a cada uno pagar lo que tiene que pagar, pero en condiciones que le respeten", aseguró el ministro de Finanzas de Francia, Michel Sapin, a su llegada al Eurogrupo que se celebra hoy.

"Yo estoy a favor del respeto de cada país y, si puedo decirlo con una sonrisa, estoy a favor por el respeto de las reglas, de todas las reglas, con la flexibilidad que estas contienen", aseguró Sapin, en alusión a la defensa que mantiene París de que se le dé más margen para cumplir con las normas de disciplina fiscal.

"Supongo que se dará a la Comisión Europea un mandato para buscar una solución, pero parto del hecho de que el dinero llegará", aseguró por su parte el ministro austríaco, Johann Georg Schelling.

Schelling consideró que la propuesta de la Comisión es "la mejor" pero aceptó que "se puede limar, aunque no sé si podemos llegar a un acuerdo".

El titular irlandés de Finanzas, Michael Noonan, apuntó que "no es correcto" que el Reino Unido quiera reducir su contribución al presupuesto comunitario, sino que "no quieren pagar todo a la vez el 1 de diciembre", tal y como exige Bruselas en cumplimiento del reglamento comunitario.

"Creo que todo el mundo tiene que pagar lo que debe y cumplir las reglas, pero no tengo ninguna objeción" a que el Gobierno británico pague la cuenta a plazos a lo largo de 2015, apuntó.

El nuevo presidente de la CE, Jean-Claude Juncker, ha encargado a la vicepresidenta para el presupuesto, Kristalina Georgieva, que lidere las conversaciones con los países, pero dejó claro este lunes que Londres debe pagar el 1 de diciembre el monto que la UE le reclama o tendrá que pagar los intereses que acumule.

La Comisión ha revisado los saldos de los recursos propios IVA y renta nacional bruta de los países miembros para el periodo 1995-2013, lo que ha arrojado un impacto de 9.528 millones de euros en recursos adicionales para este año.

El resultado de esta redistribución que se realiza anualmente ha sido especialmente elevado este ejercicio y ha impactado de diferente manera en los países pues algunos recibirán dinero (como Alemania con 779 millones de euros o España con 169 millones) y otros como el Reino Unido o Holanda (643 millones) tienen que pagar.

El otro gran tema que se abordará este viernes en los márgenes del Ecofin será el plan de España y de otros diez países de acordar antes de fin de año los pormenores de la tasa a las transacciones financieras para introducirla progresivamente a partir de 2016, empezando por las acciones y algunos derivados.

No obstante los países están estancados en la cuestión de qué tipos de derivadas deben gravarse y si debe haber una excepción para las acciones de empresas no cotizadas.

Tampoco hay consenso sobre el principio de tributación, es decir, si debe primar el principio de emisión, como quiere España, el de la residencia de las entidades o una mezcla de ambos.

La publicación de que Luxemburgo mantiene acuerdos secretos con casi 340 multinacionales para otorgarles ventajas fiscales ha puesto el foco también en las discusiones que mantendrán los Veintiocho sobre cuestiones fiscales.

El Ecofin intentará llegar a un acuerdo sobre la introducción de una cláusula antiabuso vinculante en la directiva matriz-subsidiaria dirigida a impedir que multinacionales como Apple, Amazon, Google o Starbucks sigan aprovechando las lagunas para eludir el pago de impuestos, después de que en mayo se pactara la nueva regla sobre préstamos híbridos.

Precisamente esta medida pretende hacer frente a escándalos como el que se ha descubierto en Luxemburgo, que llegó a acuerdos secretos con 340 multinacionales que les permitía reducir drásticamente sus impuestos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha