eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Portugal paga un 33 por ciento menos que la última vez por colocar su deuda a 18 meses

- PUBLICIDAD -
Portugal paga un 33 por ciento menos que la última vez por colocar su deuda a 18 meses

Portugal paga un 33 por ciento menos que la última vez por colocar su deuda a 18 meses

Portugal colocó hoy 2.000 millones de euros en deuda pública, 250 millones más de los previstos, en una subasta que superó con notable éxito al pagar por sus títulos a 18 meses un 33 % menos que en la última ocasión, en abril.

Así se desprende de los datos del Tesoro luso, que reflejan también un descenso relevante en la rentabilidad exigida por los inversores para comprar sus bonos a seis meses hasta situarse en el 1,7 %, la menor tasa pagada por Portugal desde principios de 2010.

Concretamente, el Tesoro colocó 1.291 millones de euros en deuda a 18 meses a cambio de una penalización del 2,96 % (el precedente era del 4,53 %), y otros 709 millones de euros a seis meses al 1,7 % de interés (en la última subasta fue del 2,29 %).

Portugal subastó hoy por segunda vez bonos a 18 meses después de que el Gobierno luso decidiera ampliar el plazo máximo de su deuda a corto plazo -anteriormente era de un año- con el propósito de comprobar la reacción de los mercados a títulos con un vencimiento cada vez mayor.

El rescate de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional ha permitido al país no emitir deuda a largo plazo -y no pagar por tanto intereses demasiado altos- desde que solicitara ayuda, en abril de 2011, pero deberá volver a hacerlo a partir del segundo semestre de 2013.

Analistas y agencias de calificación han puesto en duda que Portugal pueda subastar deuda a largo plazo -con un vencimiento superior a dos años- en la fecha prevista, lo que podría derivar en una nueva petición de ayuda financiera, mientras que el Gobierno luso se muestra confiado y descarta la opción de otro rescate.

El resultado obtenido hoy en la línea a 18 meses ha superado incluso las previsiones a la baja de los expertos y mejora sensiblemente la tasa de interés pagada en abril por estos mismos títulos, cuando se situó en el 4,53 %.

Inicialmente, el Tesoro luso pretendía colocar entre 1.500 y 1.750 millones de euros en deuda pública, cantidad que decidió ampliar debido precisamente a la buena acogida entre los inversores, que exigieron menos rentabilidad.

La subasta de deuda de hoy suscitó cierta expectación en Portugal debido a la crisis política abierta en la última semana por el anuncio del Ejecutivo de que aprobará nuevas medidas de austeridad, entre ellas un aumento de los impuestos que ha sido criticado por la oposición, sindicatos e incluso la patronal.

La gente de a pie también manifestó su rechazo frontal a estos nuevos ajustes el pasado sábado, en una manifestación organizada por grupos civiles en más de 40 ciudades lusas y que congregó a decenas de miles de personas (669.000 según la organización).

Esta ruptura del consenso político y social, muy elogiada por la troika, sí parece haber influido por el contrario en el mercado secundario -donde los inversores compran y venden títulos adquiridos en subasta pública-, ya que la presión sobre la deuda lusa se ha incrementado esta semana mientras ha caído en España e Italia.

Las obligaciones portuguesas a dos, cinco y diez años cotizaban hoy al 5,08, el 6,88 y el 8,65 % de interés, respectivamente, contrariando la tendencia a la baja registrada durante los últimos meses.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha