eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Protestan en Chile por cierre penal donde cumplen condenas violadores DD.HH.

- PUBLICIDAD -

Un centenar de personas se manifestaron hoy a las afueras de la capital chilena para protestar por el posible cierre del Penal Punta Peuco, recinto donde cumplen condenas exmilitares acusados de delitos de lesa humanidad durante la dictadura de Augusto Pinochet.

La protesta, que se llevó a cabo en el cruce de Camino a Tiltil con la Ruta 5 Norte, también fue motivada por "la serie de injusticias y arbitrariedades" que afectan a los condenados en esa prisión, según un comunicado entregado a la prensa por Armando Abarzúa, coordinador de la actividad.

En algunas de las pancartas que portaban los familiares y amigos del centenar de reclusos que purgan condena en Punta Peuco, se podía leer "Chile traiciona a sus militares", "Libertad a exuniformados presos" y "Carroza (juez), justicia no es venganza".

La manifestación terminó sin incidentes, pese a que el grupo de personas interrumpió en varias oportunidades el paso de los vehículos, sin que la policía interviniera.

La cárcel de Punta Peuco, a 35 kilómetros al norte de Santiago, es actualmente el único recinto penal del país que acoge exclusivamente a 130 violadores de los derechos humanos condenados por crímenes cometidos durante la dictadura de Pinochet (1973-1990).

El cierre del recinto, considerado por las víctimas una "cárcel cinco estrellas" por las comodidades que tienen los reclusos y que está al límite de su capacidad, fue uno de los más importantes compromisos de la presidenta Michelle Bachelet, quien lo reafirmó el pasado 6 de julio en una entrevista televisada con CNN Chile.

En esta misma línea, la presidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos, Lorena Pizarro, dijo a los periodistas que los uniformados involucrados en violaciones a los derechos humanos deben ir "a una cárcel común", mostrando su preocupación sobre la acogida por parte de los tribunales de recursos judiciales en defensa de los condenados por estos crímenes.

El expresidente y actual candidato a las presidenciales de noviembre próximo, Sebastián Piñera dijo el pasado 9 de agosto, ante el eventual cierre del penal Punta Peuco, que "es necesaria una cárcel especial" para presos de las Fuerzas Armadas.

A juicio del exmandatario, que gobernó Chile entre 2010 y el 2014, no se justifica cerrar el penal, aunque sostuvo que es una medida que la actual presidenta Michelle Bachelet debe resolver, tal como la que él adoptó en 2013 cuando cerró el Penal Cordillera, donde también cumplían condenas violadores a los derechos humanos.

Durante la dictadura de Augusto Pinochet, según cifras oficiales, 3.200 chilenos murieron a manos de agentes del Estado, de los que 1.192 figuran aún como detenidos desaparecidos, mientras otros 33.000 fueron torturados y encarcelados por causas políticas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha