eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Rehn asegura que banca española no necesitará más ayudas del fondo de rescate

- PUBLICIDAD -

El vicepresidente de la Comisión Europea (CE) y comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, aseguró hoy que el sistema bancario español no necesita más fondos del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE).

"No hay ningún indicio de que se vayan a necesitar más inyecciones de capital del MEDE al sector bancario español", dijo Rehn en una rueda de prensa en la que presentó sus recomendaciones para los países de la UE.

España acordó en julio del año pasado con sus socios del Eurogrupo un plan de asistencia financiera de hasta 100.000 millones de euros, de los que ya ha utilizado unos 40.000 millones para recapitalizar y reestructurar su sistema bancario.

El Gobierno español ha señalado que no piensa recurrir a los restantes 60.000 millones, ni por necesidades de recapitalización de los bancos, ni por la de financiación del Estado.

El comisario valoró, por otro lado, el esfuerzo que ya ha hecho España en materia de reformas estructurales en 2012 y 2013 y explicó que su actuación "ha estado en línea con las recomendaciones del Consejo".

No obstante, aclaró que debido a "la inesperada evolución económica adversa" España no logrará "por amplio margen" cumplir con los objetivos de déficit marcados por la UE para este año y el próximo (4,5 % y 2,8 % del PIB, respectivamente).

"Tiene sentido, por tanto, proponer una extensión de dos años", hasta 2016, sostuvo Rehn.

Recalcó, no obstante, que "es muy importante que España continúe con una consolidación fiscal coherente de sus finanzas públicas, y refuerce su marco fiscal para devolver las finanzas públicas a una senda sostenible y mantener y aumentar la confianza en el mercado".

También dijo que los esfuerzos de España deben ir dirigidos a lograr un gasto público más eficiente.

"Una revisión sistemática del gasto, ayudaría a que el esfuerzo de consolidación fiscal fuese más favorable al crecimiento", añadió.

Las nuevas recomendaciones desveladas hoy por Bruselas fijan los objetivos de déficit global para España en el 6,5 % del PIB en 2013, el 5,8 % en 2014, el 4,2 % en 2015 y el 2,8 % en 2016.

En su programa de estabilidad, el Gobierno español había fijado los objetivos de déficit en el 6,3 % del PIB este año, del 5,5 % en 2014, del 4,1 % en 2015 y del 2,7 % en 2016.

La Comisión considera que esta nueva senda de corrección del déficit "es coherente con una mejora anual del saldo presupuestario estructural del 1,1 % del PIB en 2013, del 0,8 % en 2014 y 2015, respectivamente, y del 1,2 % en 2016", es decir el esfuerzo de ajuste que debe hacer el Estado español a lo largo de los próximos años.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha