Focos

Renault asegura que cumple las normas en sus vehículos diesel

- PUBLICIDAD -

Renault aseguró hoy que los motores de sus vehículos respetan la legislación y no tienen dispositivos de fraude, ante la apertura de una investigación de la justicia francesa por las emisiones contaminantes de sus automóviles diesel.

En un comunicado, el fabricante francés afirmó que respeta la legislación francesa y europea, que todos sus vehículos han sido homologados de acuerdo a las normas en vigor y que "no están equipados con programas de fraude para los dispositivos de descontaminación".

Renault dijo tomar nota del procedimiento abierto ayer por la fiscalía francesa, que se ha puesto en manos de tres jueces instructores, aunque puntualizó que no ha tenido confirmación oficial, y aseguró que está trabajando en reducir las emisiones.

La justicia francesa ha abierto una investigación a Renault para determinar si hay fraude en los dispositivos de control de emisiones de los vehículos diesel del grupo, como se ha demostrado que los utilizaba la alemana Volkswagen para camuflar la contaminación real.

Una portavoz de la Fiscalía de París explicó a Efe que la investigación iniciada ayer no señala por ahora a un presunto responsable.

Se trata de determinar si Renault engaña sobre las cualidades de sus motores en términos de contaminación y en particular en los controles a que son sometidos para su homologación.

Es decir, si los instrumentos que regulan las emisiones están programados para ocultar que éstas son mucho más elevadas en condiciones reales de conducción que cuando se llevan a cabo los test de homologación en laboratorio, que son las que se hacen públicas de forma oficial.

En el origen de este procedimiento judicial está la acción del servicio antifraude francés, que a finales de 2015 llevó a cabo registros en varias sedes de Renault para tratar de confirmar si la marca del rombo utilizaba sistemas de fraude similares a los de Volkswagen.

Las sospechas partían de los resultados obtenidos por varios modelos de Renault en las pruebas realizadas por una comisión oficial creada en septiembre de 2015 con el eco del escándalo Volkswagen.

De acuerdo con las conclusiones de esa comisión técnica, los niveles de óxidos de nitrógeno (NOx) generados en condiciones reales de conducción, en particular las versiones diesel del Captur y del Espace, eran varias veces superiores a las que se habían obtenido en sus pruebas para obtener la homologación en laboratorio.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha