eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Repsol afronta las críticas de Pemex entre los rumores de asalto a su dirección

- PUBLICIDAD -
Repsol afronta las críticas de Pemex entre los rumores de asalto a su dirección

Repsol afronta las críticas de Pemex entre los rumores de asalto a su dirección

Repsol afronta esta semana un tenso Consejo de Administración tras las críticas directas vertidas por su accionista Pemex, titular de un 9,3 % de su capital, entre rumores de posibles planes de la mexicana para tomar el control de la dirección de la petrolera presidida por Antonio Brufau.

El director general de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya, aprovechó el pasado miércoles su comparecencia en la Cámara de Diputados mexicana para arremeter contra la retribución de la dirección de Repsol, en contraste con el pago a los accionistas.

"Queremos que la situación cambie. Desde que la administración actual de Repsol ha tomado las riendas de la empresa, el retorno de la acción ha sido de cero", afirmó Lozoya, sin aludir expresamente a Brufau, que ocupa el puesto desde 2004.

En 2012, Brufau fue el quinto directivo mejor pagado del IBEX, con 4,89 millones de euros, por detrás del presidente de Iberdrola (7,56 millones), el consejero delegado del Santander (7,52 millones), el presidente de Telefónica (6,4 millones) y el de BBVA (5,29 millones).

Estas críticas contra el sistema de retribución, apoyado en su día por Pemex, ponen la guinda a una semana marcada por los rumores sobre posibles estrategias para tomar el control de Repsol, que la mexicana solo ha desmentido parcialmente.

El propio Lozoya negó un supuesto plan, publicado por la prensa española, por el que el magnate Carlos Slim se haría con un 10 % del capital de Repsol con el objetivo formar una alianza entre ambas empresas mexicanas que controlase la petrolera española, al desbancar como primer accionista a Caixabank y su participación del 13 %.

"La respuesta contundente es no, no lo estamos negociando", afirmó Lozoya, pero no mencionó cuáles son los planes de Pemex respecto a la participación que tiene en el grupo español.

Los rumores al respecto son diversos y van desde una posible Junta de Accionistas extraordinaria para forzar la salida de Brufau hasta una intervención del Gobierno español para intentar impedir la realización de estos planes.

Todo, semanas después de que Pemex anunciara unas pérdidas de 92.584 millones de pesos (5.212 millones de euros) en los nueve primeros meses del año y mientras la compañía espera que las reformas energética y fiscal anunciadas por el Gobierno mexicano relancen la compañía.

Y en un territorio en el que llueve sobre mojado, ya que este no es el primer encontronazo entre Pemex y la dirección de Repsol, ni la primera vez que la mexicana intenta forzar cambios en el accionariado, los últimos con YPF y el yacimiento de Vaca Muerta de fondo.

La petrolera mexicana ha reconocido su interés por invertir en activos controlados por YPF, de manera que la resolución pacífica del conflicto de esta con Repsol supondría salvar un posible escollo, además del hecho de que la española ha llevado a los tribunales a cuantos han intentado pactar con la argentina.

Un año después de la nacionalización del 51 % de YPF por parte del Gobierno argentino, en abril de 2012, Pemex intercedió entre ambas partes para intentar negociar una compensación por esos activos.

La mexicana llevó sus intereses a la mesa del Consejo de Administración de Repsol en forma de una propuesta que fue rechazada por unanimidad, incluido Pemex, por ser "insatisfactoria" y basada en "activos sobrevalorados".

Todo esto apenas dos años después de la tormenta que desató la fallida alianza con Sacyr, que también cuestionaba la gestión de Brufau, para unir acciones y aumentar su peso en la petrolera.

Tras la ruptura de este acuerdo, que costó a Luis del Rivero el puesto de presidente de Sacyr y la desaparición de la primera línea empresarial, Pemex selló con Repsol una alianza de colaboración que, entre otros puntos, establecía que la petrolera mexicana no podría bajar del 5 % ni subir del 10 % del capital de la española.

Una alianza y una estabilidad de la participación que parecen tambalearse a pocos días de la próxima cita del Consejo de Administración de la petrolera, que este miércoles reunirá a sus miembros.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha