eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

"Sabios" regañan a Merkel en clave alemana, pero respaldan su línea en la UE

- PUBLICIDAD -
"Sabios" regañan a Merkel en clave alemana, pero respaldan su línea en la UE

"Sabios" regañan a Merkel en clave alemana, pero respaldan su línea en la UE

El Consejo Asesor de Economistas del Gobierno Alemán, los llamados "cinco sabios", dio hoy una dura regañina a la canciller Angela Merkel por su política económica interna, aunque respaldó la línea de reformas imprimida en la zona euro al considerarla clave para la superación de la crisis.

Los "sabios" responsabilizan a la gran coalición de la fase de debilidad que afecta a Alemania, critican la implantación del salario mínimo interprofesional y la reducción de la edad de jubilación y apremian a la canciller a mostrar menos afán regulador y más confianza en los mercados.

La política económica de un país debe servir para "impulsar el crecimiento", no para aplicar "sobrerregulaciones" en materia laboral o social, indicó el profesor Christoph Schmidt, jefe del Consejo, en la presentación de su último informe.

El consejo de expertos rebaja ahí el pronóstico de crecimiento para 2014, que sitúa ahora en el 1,2 % -frente al 1,9 % estimado seis meses atrás-; mientras que augura un 1 % para 2015, por debajo de la última corrección a la baja del Gobierno, establecida en el 1,3 %.

Como puntos fuertes se destaca la solidez del mercado laboral alemán, plasmada en un índice de desempleo que se mantendrá en el 6,7 %, y se valora asimismo como positivo el objetivo de consolidación presupuestaria del ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble.

"Afrontaremos constructivamente las recomendaciones", indicó la canciller al recibir el informe, de 400 páginas y centrado en la situación de Alemania, con valoraciones también sobre la zona euro.

La ralentización del crecimiento observada en los últimos meses es atribuible a las crisis globales, añadió Merkel en referencia al informe, que destaca la incidencia de los riesgos geopolíticos en el debilitamiento de la economía.

Su gobierno ha puesto en marcha ya instrumentos para activar la economía, indicó la canciller, como el programa de inversiones de 10.000 millones de euros anunciado días atrás por Schäuble.

La actitud constructiva con que la jefa del Gobierno recibió las recomendaciones forma parte del ritual en las relaciones de todo Ejecutivo federal con los "sabios", máxime en este caso, cuando las principales críticas eran previsibles.

Un año atrás, mientras Merkel negociaba aún su futura coalición de gobierno, los sabios criticaron ya lo que era la condición irrenunciable de los socialdemócratas para formar parte del gobierno: la implantación de un salario mínimo interprofesional.

La medida ha dejado de ser una aspiración socialdemócrata, ha superado el trámite parlamentario y entrará en vigor en 2015, de manera que los ataques de los sabios estaban programados.

Mientras Merkel aparentaba espíritu constructivo ante unas críticas dirigidas a lo que fue una imposición de su socio, desde la cúpula socialdemócrata se puso en duda el futuro de los "sabios" como órgano asesor y la consistencia de sus valoraciones.

La canciller sí podía darse por aludida, por lo demás, con las consideraciones positivas del Consejo relativas a la eurozona, ya que en el informe se destaca la buena evolución de países que fueron problemáticos -y se cita a España, Irlanda y Portugal-, pero que aplicaron las reformas que en medio de la crisis exigía Berlín.

"Los países que hicieron sus deberes están en el buen camino", indicó el director del Consejo, el profesor Christoph Schmidt, mientras apuntaba a Italia y Francia como ejemplos de lo contrario.

Los "sabios" emiten un informe conjunto, aunque no todas las valoraciones son compartidas por los cinco expertos que la integran.

Uno de ellos, Peter Bofinger, que suele caracterizarse por no compartir los juicios de los restantes, dirigió esta vez sus críticas al objetivo del ministro Schäuble de lograr el objetivo del "déficit cero" en los presupuestos de 2015.

"Con unos tipos de interés mínimos, como los actuales, insistir en el cero es no querer aprovechar el gran potencial que se nos ofrece para impulsar las inversiones", apuntó el sabio díscolo, para quien el paquete de los 10.000 millones de euros anunciado por Schäuble es "insuficiente" e "inconcreto".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha