eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Sagardoy defiende la reforma laboral, pero con "optimismo moderado"

El barómetro del mercado de trabajo realizado por la Fundación Sagardoy apunta que la última reforma laboral, valorada desde un "optimismo moderado", ha contribuido a aminorar el elevado ritmo de destrucción de puestos de trabajo, aunque matiza que los últimos datos de desempleo siguen siendo "negativos".

- PUBLICIDAD -

En una rueda de prensa este lunes para presentar y valorar el último barómetro, el presidente del Instituto para las relaciones laborales y el empleo (IRLE), Juan Antonio Sagardoy, ha señalado la pésima coyuntura económica como la principal causa de la actual destrucción de empleo. En este sentido, ha defendido que la reforma laboral, al coincidir con la crisis económica, tiene muy difícil servir para generar empleo. "El cóctel de crisis económica y reforma laboral es poco apto para crear empleo", ha apostillado.

Sin embargo, Sagardoy ha defendido que la reforma laboral contribuirá a que las empresas "no acudan de un modo masivo" al despido, sino que utilicen medios preventivos como la modificación de las condiciones laborales antes de optar por prescindir de un asalariado ante la "situación de angustia que padecen las empresas, que pagan el precio de los despidos quebrantando sus finanzas".

Asimismo, según el estudio, en cuanto a los componentes que ha provocado la destrucción de empleo, se considera que el empeoramiento de la situación económica ha hecho que vuelva a acelerarse la destrucción del empleo temporal. De esta forma, la variación interanual ha sido "prácticamente nula" en el tercer trimestre de 2011.

Por contra, la tasa de destrucción en términos interanuales se ha incrementado progresivamente, un 8,6% y un 12,7% en los dos primeros trimestres de 2012, respectivamente. Estos efectos, según el estudio, no se han repartido equitativamente entre todos los trabajadores, dado que la destrucción de empleo ha sido mayor para los jóvenes. "Es preocupante la tasa de desempleo entre los jóvenes", recalca Jesús Mercader, director de programas de formación e investigación de la Fundación Sagardoy.

Con respecto a las actividades que han contribuido a la destrucción de puestos de trabajo, en el informe afloran como primeras opciones el sector de la construcción, que supone la mitad del empleo destruido (47,9%) y la industria manufacturera, que acumula un 29,3% en términos absolutos.

REDUCIR LA TEMPORALIDAD

En cuanto a los efectos favorables al calor de la reforma laboral, el estudio subraya que la reciente norma laboral ha realizado un esfuerzo para reducir la temporalidad en el mercado de trabajo, ya que ha tratado de reducir las diferencias de costes de extinción entre los trabajadores con contrato indefinido y contrato temporal.

Los datos del tercer barómetro muestran una "pequeña reducción" del acuerdo en los procedimientos de extinción de contratos de trabajo, que dice, se compensan por un mayor número de pactos en las otras dos modalidades de regulación de empleo.

"Es de esperar que se produzca un aumento de la ligitiosidad, aunque aún es pronto para saber cuál será la interpretación jurisprudencial, aunque en todo caso ya se han producido resoluciones anulando los procedimientos formales por ausencia de los requisitos exigidos en la negociación", admiten los responsables del estudio.

En este sentido, desde agosto de 2011 hasta julio de 2012 tan sólo se han registrado 2.994 convenios colectivos, lo que representa una caída del 53% con respecto a su máximo alcanzado entre marzo de 2008 y febrero de 2009, cuando se alcanzaron 6.355 convenios colectivos. Con respecto a los trabajadores cubiertos por estos convenios, la caída ha sido igualmente drástica del 475 sin que, en uno u otro caso, existan grandes diferencias entre la negociación empresarial y la de ámbito superior.

El barómetro también señala que la reforma laboral ha dado prioridad de forma absoluta a los convenios colectivos de empresa, con el fin de romper la indexación para vincular salarios a la productividad y no al inflación. Sin embargo, se señala que la negociación colectiva a nivel empresarial se ha mantenido en su peso, aunque los convenidos colectivos provinciales retroceden en cuanto a los trabajadores a los que afectan, siendo los convenios sectoriales estatales los que cubren a la mayoría de los trabajadores.

En cuanto a la evolución de los costes laborales por hora, el informe concluye que durante la última década los costes laborales por hora llegaron a crecer hasta un 13,5%, para en los dos últimos años reducirse un 3,9%, a tenor de los cambios en la composición del sistema productivo español y de la masa laboral.

CONFLICTIVIDAD LABORAL

En cuanto a la conflictividad laboral materializada en las diversas formas de protesta, como las huelgas,, los datos disponibles sólo alcanzan hasta el mes de abril y muestran como en los primeros años de la crisis existió un aumento del conflicto social por esta vía, pero que "progresivamente" se ha mitigado, para reducirse en 2011 y los cuatro primeros meses de 2012 a niveles incluso inferiores a los previos a las crisis.

Por lo que se refiere a las conciliaciones, en los dos primeros meses de vigencia ya presentaban un importante incremento, aumentando del 20% al 30% de las papeletas presentadas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha