eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Salamanca narra su cuento de Navidad cargado de cultura y patrimonio

- PUBLICIDAD -
Salamanca narra su cuento de Navidad cargado de cultura y patrimonio

Salamanca narra su cuento de Navidad cargado de cultura y patrimonio

Salamanca, Ciudad Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1998, narra estos días su particular cuento de Navidad a todos aquellos que se acercan a sus calles y plazas, cargadas de turistas nacionales y extranjeros atraídos por su oferta cultural, patrimonial y gastronómica.

Historias de pequeños duendes y muñecos de nieve para los más pequeños se mezclan con conciertos sinfónicos para los adultos en estos días en los que precisamente se cumplen quince años del comienzo de la celebración de la Capitalidad Cultural Europea en 2002, otro título que exhibe con honor esta ciudad.

La cercanía con Madrid, que se encuentra apenas dos horas y cuarto en coche y, desde este año y gracias a un nuevo servicio de Renfe, a una hora y media en tren, también hace de Salamanca un destino atrayente a los turistas.

"Estás a una hora y media de Salamanca, a una hora y media de emocionarte", figura en uno de los eslóganes de la última campaña publicitaria del ayuntamiento salmantino en Madrid, de donde proceden, según los datos de la Oficina Municipal de Turismo, el 22 por ciento de los visitantes.

La luz de las bombillas navideñas se suma a la espectacularidad de las torres de las catedrales, a la luminosidad de la fachada de la universidad -recién restaurada- y al color de la piedra arenisca de Villamayor, que otorga ese carácter tan especial y hogareño a todo el centro de Salamanca, especialmente a su Plaza Mayor, centro neurálgico de la ciudad y escaparate de miles de fotos.

Allí, una gran bola de Navidad de 12,5 metros de altura y diez de diámetro decorada con 6.000 metros de guirnalda recibe a familias y jóvenes que se dispersan por las calles y plazas de la ciudad decoradas con más de 600 arcos y motivos navideños, además de las tradicionales luces navideñas.

El ayuntamiento ha diseñado un amplio programa de actividades para estos días, como pasacalles que animan las calles comerciales con bufones, muñecos de nieve y duendes que dan un verdadero aire festivo a la ciudad; además de talleres, cuentacuentos y juegos para fomentar la conciliación laboral de los padres.

Para todos, hijos y padres, la ciudad ofrece un completo programa cultural en el que se apuesta por la música y los espectáculos familiares, así como por las citas tradicionales de estas fechas, como el ciclo "Navidad Polifónica", en el que las mejores agrupaciones corales de la ciudad interpretan un variado repertorio.

Y como es tradición en Salamanca, el 1 de enero, el Centro de las Artes Escénicas y de la Música de Salamanca, acogerá un concierto con la Strauss Festival Orchestra, que interpretará los títulos más conocidos de Johann Strauss.

La cita de actividades navideñas concluye el día 5 de enero con la Cabalgata de Reyes, un colorido desfile de carrozas en la que Sus Majestades los Reyes Magos de Oriente se encuentran con mayores y pequeños unas horas antes de la noche mágica.

Todas estas actividades navideñas se unen a lo habitual de esta ciudad, a sus paseos por la zona histórica, al recorrido por los principales monumentos de una ciudad con luz propia, que brilla sin importar el momento del año.

Quizá uno de los momentos estelares de estos paseos sea la subida a las torres de Salamanca, las de la Catedral Nueva, conocida como "Ieronimus", y las de la Clerecía, "Scala Coeli", que forman parte de la denominada 'Las torres que nos miran', una experiencia para no perderse que permite contemplar desde lo más alto la belleza de esta ciudad.

Estas visitas se pueden complementar con un recorrido por el Museo de la Historia de la Automoción, con auténticas joyas de cuatro ruedas; o por el Museo de Art Dèco y Art Nouveau, la Casa Lis, un lugar maravilloso por su construcción y por el arte dèco que se puede contemplar.

Y aprovechando las fechas navideñas, el Mercado Central de Abastos, ubicado en un edificio de hierro con influencia modernista, permite comprar los mejores productos de esta tierra, entre los que destacan los embutidos.

Tras los paseos por las calles con auténtico sabor, Salamanca ofrece un sinfín de posibilidades para degustar la cocina más tradicional o modernos sabores en restaurantes y bares que han agrandado la fama gastronómica de esta ciudad, que además se encuentra a tres cuartos de hora de una estación de esquí, La Covatilla, para los más deportistas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha