eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Seat cierra 2016 con beneficios récord de 903 millones con extraordinarios

- PUBLICIDAD -
Seat cierra 2016 con beneficios récord de 903 millones con extraordinarios

Seat cierra 2016 con beneficios récord de 903 millones con extraordinarios

La empresa automovilística Seat consiguió en 2016 el mejor resultado financiero de su historia al cerrar con un beneficio después de impuestos de 903 millones de euros, con extraordinarios por la venta de la filial VW Finance, que le reportó una plusvalía de 671 millones.

Este beneficio se reduce hasta los 232 millones si se descuentan estos efectos extraordinarios, lo que facilita la comparativa con los seis millones de ganancias que Seat obtuvo en 2015, según los resultados presentados hoy por la marca en conferencia de prensa.

El mayor volumen de ventas, un mix de productos más alto y la optimización de costes han hecho posibles los resultados de la filial del Grupo Volkswagen, según el presidente de Seat, Luca de Meo, que ha comparecido acompañado por los principales ejecutivos de la compañía.

El volumen de negocio de Seat alcanzó en 2016 los 8.597 millones de euros, un 3,2 % más, y el beneficio operativo llegó a los 143 millones de euros, siguiendo el plan contable español, diferente al que la matriz utiliza para presentar los números de sus filiales.

Ésta es la primera vez que Seat sale de los números rojos antes de impuestos en los 30 años que la marca lleva bajo el paraguas de Volkswagen.

Los 232 millones de beneficios netos antes de extraordinarios supone también "un logro extraordinario", según ha subrayado De Meo, al igualar prácticamente los resultados a los obtenidos en 2001 (233 millones).

"Seat se ha convertido en una compañía sólida que ha pasado claramente de una fase de recuperación a una de consolidación. Y ahora Seat se está preparando para el desarrollo y el crecimiento. Vamos a llevar a la marca a otro nivel", ha apostillado.

Seat culminará en 2017 la mayor ofensiva de productos que ha hecho nunca con la comercialización del nuevo Ibiza y el lanzamiento del Arona, ambos producidos en Martorell, además del Ateca, que se estrenó en 2016, y del renovado León.

Esta tanda de lanzamientos han llevado a la planta de Martorell a trabajar al 90 % de su capacidad, después de que la producción se haya incrementado en un 50 % entre 2009 y 2016.

Además del incremento de las ventas (408.700 vehículos), ha tenido un papel destacado en los números positivos de Seat la integración del Centro Técnico y el aumento del negocio de Seat Componentes, que en 2019 fabricará el nuevo cambio MQ281.

El responsable financiero de Seat, Holger Kintscher, ha señalado que los 903 millones de ganancias se destinan a cubrir pérdidas (590), a dividendos al accionista -Grupo Volkswagen- (250) y a aumentar las reservas (63).

Las ganancias de la compañía se dejarán notar también en los bolsillos de sus cerca de 14.000 trabajadores, que se repartirán 6,2 millones de euros en concepto de paga lineal de beneficios, lo que supondrá unos 480 euros por cabeza.

Más allá de 2017, De Meo ha confirmado que Seat lanzará en 2018 un vehículo de grandes dimensiones de la categoría de los SUV (todoterreno urbano), que se fabricará en la planta del grupo en Wolsfburg (Alemania) aunque se diseñará en Martorell (Barcelona).

El nuevo modelo, que aún no tiene nombre, completará así la familia de SUV que la marca española ha empezado a construir con el lanzamiento en 2016 del Ateca, que está teniendo buenos resultados de ventas, y que continuará con el Arona, de pequeñas dimensiones.

"Con este nuevo modelo, Seat podrá optar a un grupo de consumidores a los que sólo hemos accedido parcialmente con el Alhambra y lo podemos hacer rápidamente porque aprovechamos la plataforma del grupo Volkswagen", ha subrayado De Meo en el recinto modernista de Sant Pau, donde Seat ha trasladado una conferencia que siempre se celebraba en la planta de Martorell.

Entre los planes de expansión de la marca, De Meo ha explicado que en el segundo semestre del año empezarán a producir en Argelia en el marco de un proyecto del grupo Voklswagen, que arrancará con los modelos Ibiza y Golf.

Todos los Ibiza vendidos en Argelia serán producidos en Martorell y el ensamblaje final tendrá lugar en el país norteafricano, que Seat quiere recuperar como mercado principal.

En el plano internacional, Seat se propone también crecer en América Latina, además de afianzar su posición en Europa, en especial en Francia e Italia, donde considera que su cuota es baja.

En cuanto a los proyectos de futuro de la marca, el directivo ha destacado la apuesta por la movilidad sostenible y el coche conectado, lo que llevará a Seat a lanzar su primer modelo eléctrico en 2019 y a plantearse también construir vehículos con otras tecnologías más verdes como híbridos e impulsados con gas natural.

"Trabajaremos en un conjunto de productos. Nos tendremos que adaptar a lo que digan las autoridades", ha afirmado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha