eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Sharp perdió 53,7 millones de euros entre abril y diciembre de 2014

- PUBLICIDAD -
Sharp perdió 53,7 millones de euros entre abril y diciembre de 2014

Sharp perdió 53,7 millones de euros entre abril y diciembre de 2014

El fabricante japonés de electrónica Sharp perdió 7.160 millones de yenes (53,7 millones de euros) entre abril y diciembre de 2014, tras ganar 17.720 millones de yenes (132,9 millones de euros) en el mismo período del año anterior, informó hoy la compañía.

La empresa con sede en Osaka (oeste) obtuvo un beneficio operativo de 51.260 millones de yenes (384,4 millones de euros), lo que supone una caída del 37,1 por ciento.

Esta evolución negativa se debe al descenso de las ventas de sus televisores con pantallas de cristal líquido (LCD) y de paneles solares, así como al abaratamiento de los precios de las pantallas LCD para smartphones, según explicó Sharp en un comunicado.

Entre abril y diciembre, los nueve primeros meses del año fiscal nipón, Sharp registró una facturación por ventas de 2,09 billones de yenes (15.675 millones de euros), un 3,1 por ciento menos que en el mismo período de 2014.

Sharp también achacó estos resultados a los costes de su proceso de reestructuración, al estancamiento de la demanda en China y al descenso de sus ventas en Japón, uno de sus principales mercados, debido al aumento del impuesto sobre el consumo del pasado abril.

La empresa nipona ha sufrido una competencia creciente de fabricantes chinos y surcoreanos en el mercado de los televisores LCD, lo que ha provocó que sus ventas retrocedieran un 5,4 por ciento.

Asimismo, el primer fabricante nipón de paneles solares ha experimentado una caída de sus ventas de estos productos del 29 por ciento en abril-diciembre, debido a la débil demanda en Japón y a la mayor competencia en Europa, según explicó.

A partir de estas cifras la compañía nipona decidió revisar a la baja sus previsiones de beneficio para el año fiscal en curso, que terminará el próximo 31 de marzo.

Sharp prevé incurrir en unas pérdidas netas de 30.000 millones de yenes (225 millones de euros), después de ganar 11.560 (86,7 millones de euros) millones de euros netos el año precedente.

Según sus estimaciones, su beneficio operativo ascenderá a 50.000 millones de yenes (375 millones de euros), la mitad de lo que registró en 2013, mientras que sus ventas caerán un 0,9 por ciento hasta los 2.900 millones de yenes (21,75 millones de euros).

Tras registrar en 2011 una pérdida neta récord de casi 3.000 millones de euros, la empresa nipona puso en marcha un plan de reestructuración que incluía el abandono de algunas de sus divisiones y el recorte de unos 10.000 empleos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha