eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Tobruk asegura que protegerá y respetará los contratos petroleros

- PUBLICIDAD -
Tobruk asegura que protegerá y respetará los contratos petroleros

Tobruk asegura que protegerá y respetará los contratos petroleros

El presidente del Parlamento de Tobruk, único gobierno reconocido de Libia, Aqilah Saleh, aseguró hoy que se respetarán los contratos e intereses de los aliados, un día después de que la milicia dirigida por el general Jalifa Hafter se hiciera con el control de las instalaciones petroleras del país.

En un comunicado oficial, Saleh subrayó que el hecho de que las fuerzas lideradas por el controvertido general hayan tomado los puertos de Sidrá y Ras Lanuf no significa que este vaya a gestionar los recursos.

"Lo que ha hecho el Ejército al recuperar el "Creciente Petrolero" es cumplir con una reivindicación oficial y popular. El Ejército no tiene ninguna relación en la gestión del petróleo, que sigue en manos las instituciones nacionales del petróleo", explicó en la nota.

"No habrá marcha atrás en los contratos locales e internacionales ya que el estado libio respeta a los derechos de los aliados y los compromisos firmados", subrayó.

Al hilo de este argumento, reveló que las milicias lideradas por Hafter "abandonarán los campos y puertos inmediatamente después del traspaso de la gestión a la Compañía Nacional de Petróleo (CNP), ahora unificada, y no habrá Fuerzas Armadas en el interior de los campos y puertos petroleros".

La citada bahía, principal zona de exportación del país, estaba bajo control de la milicia "Protección de las Instalaciones Petroleras", que dirigía el señor de la guerra Ibrahim Jidhran, enemigo de Hafter y aliado del llamado gobierno de unidad nacional apoyado por la ONU en Trípoli.

El sábado, y en un movimiento inesperado, las tropas de Hafter -un ex miembro de la cúpula militar que aupó al poder a Muamar al Gadafi y años después, reclutado por la CIA, se convirtió en su principal opositor en el exilio- atacaron y se apoderaron de los citados puertos.

"La milicia Protección de las Instalaciones Petroleras ha sido expulsado. Fue la causante de perdidas estimadas en 100 millones de dólares, hecho que motivó la intervención militar con el objeto de entregar la gestión al CNP y proteger el dinero del pueblo libio", argumentó Saleh.

"Es un asunto interno libio. No hay perjuicio alguno para los intereses y los derechos del pueblo libio ni para sus aliados. Las exportaciones se harán a través de la CNP sin que intervención militar cause problemas", agregó.

Más al contrario, afirmó Saleh, "existe un gran consenso popular en torno a la conquista del Creciente Petrolero y la expulsión por parte del Ejército de los grupos que bloqueaban la exportación" de crudo.

Saleh criticó, asimismo, la reacción de la Unión Europea, que el mismo sábado aseguró que la intervención militar amenazaba las infraestructuras energéticas, y desestimó las reivindicaciones del llamado gobierno de unidad, recordado que tiene apoyo de la ONU pero carece aún de la legitimidad internacional que conserva Tobruk.

"El control de los recursos petroleros es exclusivo del Gobierno internacionalmente reconocido, que es Gobierno de consenso nacional y el único legítimo en Libia. Las milicias y grupos armados deben respetar el poder de este Gobierno", apostilló.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha