eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Turquía dice que la lista negra de empresas alemanas es un malentendido

- PUBLICIDAD -
Turquía dice que la lista negra de empresas alemanas es un malentendido

Turquía dice que la lista negra de empresas alemanas es un malentendido

El Gobierno de Turquía aseguró hoy que ha aclarado con Alemania el "problema de comunicación" sobre la lista negra de empresas germanas y reiteró que nunca se las investigó por vínculos terroristas.

"En una conversación telefónica entre los dos ministros del Interior se ha detectado un problema de comunicación en el mecanismo existente de Interpol", declaró en una rueda de prensa el portavoz del gobierno, Bekir Bozdag.

El portavoz aludió a la conversación telefónica mantenida entre el ministro del Interior alemán, Thomas de Maizière, y su homólogo turco, Süleyman Soylu, para aclarar la situación.

Bozdag aseguró que una vez detectado el problema, Turquía retiró este fin de semana su solicitud de información a las autoridades alemanas que realizó a través de Interpol.

El portavoz del Ejecutivo turco reiteró que jamás se investigó a ninguna empresa alemana en Turquía, sino que solo se solicitó información sobre compañías vinculadas con la red del predicador Fethullah Gülen, al que Ankara tiene por instigador del fallido golpe de Estado del 15 de julio de 2016.

Medios alemanes informaron la semana pasada de la existencia de una lista negra, inicialmente con 68 empresas del país, a las que el gobierno turco investigaba por presuntos vínculos terroristas.

Posteriormente se ampliaron estas informaciones para afirmar que en realidad se trata de 681 firmas, que irían desde grandes consorcios, como Daimler, a pequeños empresarios o locales de comida rápida.

Dicho listado le fue transmitido al departamento federal de la Policía de lo Criminal (BKA) a través de Interpol, lo que puso sobre aviso al Gobierno alemán.

Las relaciones entre Ankara y Berlín pasan por momentos de tensión diplomática en los últimos meses.

Turquía acusa a Alemania de no actuar contra miembros del grupo armado kurdo PKK presentes en su suelo y de conceder asilo a militares supuestamente implicado en la asonada del pasado año, mientras que Berlín afea a Ankara la detención de periodistas y defensores de los derechos humanos, incluidos varios ciudadanos alemanes.

La semana pasada, el ministro de Exteriores alemán, Sigmar Gabriel, habló de la necesidad de "revisar" en profundidad las relaciones con Turquía, país que, advirtió, no puede garantizarse ya la seguridad ni de los ciudadanos que lo visitan ni de los empresarios que ahí inviertan.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha