eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La UE revisa su estrategia energética para reducir su factura y dependencia

- PUBLICIDAD -

Los líderes de la Unión Europea repasaron hoy la política energética con el fin de fomentar la competitividad, el crecimiento y el empleo, reducir su factura energética y la dependencia de las importaciones.

El presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, advirtió en la rueda de prensa posterior a la cumbre europea del peligro de que "Europa pronto sea el único continente que depende todavía de energía importada".

"Los hogares sienten el peso de los altos precios. La industria tiene dificultades para competir con empresas extranjeras que pagan la mitad del precio de electricidad, como en Estados Unidos", señaló.

"Los líderes saben que una energía sostenible y asequible es clave para mantener las fábricas y los empleos en Europa. También saben que no tenemos ninguna fuente energética que revolucione nuestro mercado", en referencia al gas esquisto.

Agregó: "Tenemos que trabajar en varios frentes", y en la medida de lo posible con "un enfoque común" y no con veintisiete diferentes.

En este sentido, los líderes de la UE reafirmaron hoy su compromiso de cumplir el calendario y todas las normas y estándares fijados para crear un verdadero mercado único de energía en 2014 y para establecer interconexiones que permitan el fin del aislamiento de ciertos Estados miembros respecto a las redes europeas de gas y electricidad de aquí a 2015.

"No hay tiempo que perder: eso reduciría los precios y permitiría a los europeos un ahorro equivalente a hasta 30.000 millones de euros tanto en gas como en electricidad cada año", indicó Van Rompuy, quien recalcó que para ello se necesitan inversiones.

El político belga calcula que será necesario invertir no menos de un billón de euros hasta 2020 en infraestructuras modernas y en investigación y desarrollo, lo que a su vez requiere estrategias energéticas y una política climática "más predecible".

Otro pilar es la diversificación de las fuentes energéticas, de manera que ningún país comunitario tenga que depender de un único suministrador o ruta de suministro.

Además, es necesario "explotar plenamente el potencial energético de Europa", sobre todo en materia de energías renovables y empleos, dijo Van Rompuy, pero también en el desarrollo "seguro y sostenible" de recursos convencionales y no convencionales.

Añadió que ello incluye el gas de esquisto, "que podría convertirse en parte de la cesta de fuentes energéticas en algunos Estados miembros".

El presidente francés, François Hollande, afirmó que la técnica para extraer gas de esquisto "no puede ser aceptada y no pueden darse permisos" hoy en día, pero añadió que en el plano europeo, Francia demanda un reglamento con precauciones mínimas.

Por último, los jefes de Estado y de Gobierno pidieron a la Comisión Europea que analice los precios y el impacto de los mismos en los hogares hasta finales de año, explicó Van Rompuy.

El presidente de la Comisión, José Manuel Durao Barroso, por su parte, dijo en rueda de prensa que "no hay ninguna bala de plata para solucionar los desafíos energéticos que enfrenta Europa".

Sin embargo, añadió: "El 'statu quo' no es una opción, por lo que necesitamos realmente implementar lo que acordamos hoy".

Hollande dijo que él había propuesto una comunidad europea de la energía, pero lamentó que "no estemos aún ahí". "Hay objetivos económicos (no perder competitividad), medioambientales (aumento de emisiones por uso de carbón) y para reducir la precariedad europea y evitar que los europeos paguen cara su factura", indicó.

Pidió también desarrollar energías renovables de forma coordinada y lanzar un gran plan de ahorro de energía, entre otras propuestas.

La canciller alemana, Angela Merkel, señaló por su parte que Europa necesita "dejar de conceder subsidios" y fomentar la transparencia de los precios en todos los Estados miembros, así como reforzar las conexiones energéticas entre todos los países.

"En los próximos años necesitamos conectar cerca del 10 % de todas nuestras regiones y los países escandinavos; Polonia y los Estados bálticos deben integrase más rápidamente", subrayó.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha