eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

UE no logra cerrar el presupuesto y la CE deberá presentar un nuevo borrador

- PUBLICIDAD -

Los países miembros de la Unión Europea (UE) y la Eurocámara no lograron hoy dentro del límite fijado cerrar el presupuesto comunitario para 2015 y las enmiendas a las cuentas comunitarias de 2014 para pagar las facturas pendientes, con lo que la Comisión Europea (CE) deberá presentar un nuevo borrador.

"No ha habido acuerdo esta noche" sobre el presupuesto comunitario, dijo el portavoz comunitario Jakub Adamowicz en su cuenta oficial de la red social Twitter.

También la Comisión de Presupuesto de la Eurocámara indicó a través del mismo medio que "no ha habido acuerdo sobre el presupuesto de la UE, la CE presentará un nuevo proyecto para 2015".

Los países miembros y el Parlamento Europeo (PE) tenían hasta la medianoche para cerrar un acuerdo, después de tres semanas de mediación entre las partes.

La Eurocámara indicó en un comunicado que "las facturas impagadas hundieron el presupuesto", es decir ni siquiera se llegaron a negociar las cifras y la distribución de las partidas para 2015.

El PE había vinculado desde el principio la negociación sobre las cuentas comunitarias del próximo año a un acuerdo previo sobre cómo pagar las facturas de 2014, mientras que los países aspiraban a abordar las conversaciones en un paquete.

Los eurodiputados quieren reducir la "creciente montaña de facturas no pagadas", mientras que la propuesta del Consejo, solo revelada el último día de las negociaciones, únicamente "agrava la crisis de pago", lamentaron.

"Necesitamos una respuesta concreta al insoportable problema de las facturas no pagadas que se acumulan en la mesa de la CE. Esto pone en riesgo la credibilidad de la autoridad de la UE y alimenta los argumentos de los eurófobos", dijo Jean Arthuis, el jefe negociador de la delegación europarlamentaria.

"¿Cuán creíble puede ser una UE que diga a sus Estados miembros que controlen sus gastos públicos y ponga a la vez a los emprendedores, investigadores, estudiantes de Erasmus en dificultades al no honrar sus compromisos?", se preguntó el francés.

Durante las negociaciones, la Eurocámara no podía aceptar la postura del Consejo que recortaría a la mitad la suma pedida por la CE para pagar las facturas más urgentes a fin de frenar la "avalancha de facturas no pagadas", según dijo.

La CE ha pedido 4.700 millones de euros en mayo pasado para hacer frente a este problema.

La Eurocámara quiere emplear los ingresos excepcionales de 5.000 millones de euros procedentes de las multas a los países para pagar algunas de las facturas más urgentes, pero los Estados miembros preferían "canalizar el ingreso extra hacia sus presupuestos nacionales", según los negociadores del PE.

Éstos también querían que ayudas por 11.000 millones de euros entre 2014 y 2020 para desastres naturales, despidos masivos y crisis humanitarias permanecieran disponibles adicionalmente a, y no incluidas en, como decía el Consejo, los montos acordados en el presupuesto plurianual de siete años de la UE.

Igualmente, la Eurocámara ha insistido en que quiere ver un calendario preciso para reducir el importe de facturas impagadas.

No hay un calendario para que la CE elabore un nuevo borrador, pero el objetivo es aprobar el presupuesto hasta el 1 de enero.

No es la primera vez que el Ejecutivo comunitario tiene que presentar una nueva propuesta: la última vez tuvo que hacerlo en 2012 y anteriormente en 2010.

Si las partes no lo lograran acordar las cuentas a tiempo para el inicio del nuevo ejercicio, se prorrogarían las de este año, de modo que Bruselas podría gastar cada mes una doceava parte de las dotaciones presupuestarias de 2014 o de su proyecto presupuestario para el próximo ejercicio fiscal, la que sea menor.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha