eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Viñals defiende que el Banco de España actuó con los instrumentos disponibles

- PUBLICIDAD -
Viñals defiende que el Banco de España actuó con los instrumentos disponibles

Viñals defiende que el Banco de España actuó con los instrumentos disponibles

El exsubgobernador del Banco de España José María Viñals ha asegurado hoy que la actuación de la entidad durante la crisis, especialmente en sus inicios, se ajustó a los instrumentos de los que se disponía en aquella época, y que su profundidad y duración era "imposible de prever".

Durante su intervención en la Comisión del Congreso que investiga el origen de la crisis financiera y el rescate bancario, Viñals argumentó que las actuaciones reguladoras y supervisoras en España entre 2000 y 2007 "se hicieron según los estándares internacionales en vigor" y "con el convencimiento de que la rentabilidad, solvencia y provisiones de bancos y cajas les permitirían superar la crisis sin dañar la estabilidad financiera".

El que fuera "número dos" del Banco de España desde julio de 2006 hasta abril de 2009 explicó también que las autoridades españolas creían que los ajustes de los desequilibrios que había entonces serían suaves y se corregirían más fácilmente.

Y si no se optó por una recapitalización masiva de las entidades con problemas como se hizo en otros países fue porque los supervisores y las autoridades no pensaban que fuera necesario, y cuando se comprobó que sí lo era, ya era tarde porque los mercados mayoristas "estaban cerrados" y España tampoco tenía fondos en sus presupuestos, pues había pasado del superávit al déficit.

El cierre de esta fuente de financiación tuvo unas consecuencias tan serias que derivaron en una recesión como no se había visto en muchas décadas, que a punto estuvo de acabar con el euro, dijo Viñals.

"Había una confianza excesiva en la solvencia de las entidades y en las provisiones", lo que hizo que no se anticipasen medidas más ambiciosas, pues las previsiones económicas y financieras no las justificaban, ya que los problemas parecían solo de liquidez, pese a que ya era evidente el incremento de la mora", dijo.

Según Viñals, la crisis, al menos en sus inicios, fue "una crisis de cajas", y el Banco de España actuó como correspondía, aunque reconoció que habría sido necesario "hacer más", sí hizo lo que pudo para "desalentar" la inversión en vehículos estructurados.

También alabó la introducción de las provisiones anticíclicas, que al principio las autoridades internacionales no consideraban necesarias y hubo que reducirlas para que fueran aceptadas, y que ayudaron a las entidades, aunque al final no fueron suficientes.

Viñals también recordó que el Banco de España advirtió de la burbuja inmobiliaria y de los riesgos que traía con numerosas advertencias, sobre todo relacionadas con la expansión del crédito, aunque fue todo insuficiente, porque entonces era impensable que la crisis fuera a durar tanto y fuera tan intensa.

"Puede que el origen de la próxima crisis nos sorprenda a todos, por eso hay que asegurarse de que el sector financiero sea suficientemente robusto", dijo.

Los portavoces de los grupos parlamentarios que intervinieron en la comisión agradecieron a Viñals su larga y detallada exposición de los hechos, pero le acusaron de falta de autocrítica, especialmente en cuanto a la manera en que se llevó a cabo la intervención de CCM y en la venta de participaciones preferentes.

A preguntas de los portavoces, Viñals aseguró que nunca sufrió presiones políticas en su mandato ni observó a su alrededor que nadie más las recibiera.

"Por lo que yo pude ver", el Banco de España se comportó siempre con gran profesionalidad, explicó Viñals, que alabó la actuación independiente y profesional de todos los gobernadores con los que trabajó, especialmente Jaime Caruana y Miguel Ángel Fernández Ordóñez.

En cuanto a si el Banco de España podría haber hecho más cosas para evitar la crisis y la explosión del crédito consideró que sí, pero dejó claro que los bancos son los que tienen que decidir si dan un crédito y calcular las garantías y las provisiones.

Por último, admitió que en el sector financiero hace falta "más ética", porque ha habido muchas cosas que se han hecho mal y a veces no se han tenido en cuenta los intereses de los accionistas, al tiempo que en algunos casos concretos, los órganos de gobierno de las entidades no han hecho bien su trabajo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha