eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Volkswagen pagará 13.000 millones de euros en EEUU por los coches trucados

De la cantidad que tendrá que abonar la automovilística, unos 10.000 millones de dólares están reservados para que VW compre vehículos trucados al precio anterior al escándalo, según el New York Times

Los propietarios de un vehículo manipulado podrán decidir si recibir el reembolso del precio o arreglar el software como proponen los ingenieros de la compañía

Mientras, este mismo lunes la Unión Europea instaba a Volkswagen a tratar del mismo modo a los clientes europeos que a los estadounidenses

- PUBLICIDAD -
Volkswagen pagará casi 15.000 millones de dólares en EE.UU. por el trucaje de motores

Volkswagen pagará casi 15.000 millones de dólares en EE.UU. por el trucaje de motores

Volkswagen (VW) pagará 14.700 millones de dólares en Estados Unidos, unos 13.000 millones de euros, por el escándalo de los motores diésel trucados, según detalles del acuerdo negociado por el fabricante alemán con propietarios y las autoridades estadounidenses. Según la noticia que adelantó Reuters, los detalles se harán oficiales una vez el tribunal de San Francisco que supervisa el caso celebre una vista pública el próximo 30 de junio.

La filtración se produce horas antes de que las partes implicadas presenten ante el tribunal de San Francisco los documentos que sellarán el acuerdo entre los consumidores, las autoridades federales y del Estado de California y la automovilística alemana.

Pero New York Times si pormenoriza algunos datos y afirma que unos 10.000 millones de dólares estarán reservados para que Volkswagen compre los vehículos trucados a los precios que existían antes del estallido del escándalo en el otoño de 2015. 2.700 millones de dólares irían para la Agencia de Protección Ambiental (EPA) en compensación por el daño medioambiental provocado por los vehículos trucados. A estas cifras se sumaría una contribución de 2.000 millones de dólares para que la automovilística desarrolle proyectos de nuevos vehículos limpios.

Con este acuerdo, los propietarios de los 500.000 vehículos afectados en EE.UU podrán decidir si quieren que VW les compre los automóviles o si se los quedan con la solución que los ingenieros de la empresa han desarrollado para que cumplan las leyes medioambientales del país.

El problema de los motores diésel trucados es que emiten óxidos de nitrógeno, un producto cancerígeno, en niveles muy superiores a los permitidos por las autoridades estadounidenses. Para evitar los controles que habrían detectado las emisiones ilegales, Volkswagen instaló un software que alteraba el rendimiento del motor para emitir menos óxido de nitrógeno a cambio de reducir de forma considerable su rendimiento.

La situación en España y Europa

Precisamente este lunes la Unión Europea volvía a pedir a Volkswagen el mismo trato a los clientes europeos que a los estadounidenses. Elzbieta Bienkowska, Comisaria Europea de Industria, en declaraciones a un medio alemán que recogió el  Financial Times, instó a Volkswagen a"pagar voluntariamente a los europeos propietarios de un coche afectado del mismo modo que van a pagar a sus clientes de Estados Unidos". 

En el caso de España, son varias las vías abiertas contra la automovilística alemana, que sigue liderando el número de unidades vendidas mes a mes pese al escándalo de emisiones. A las demandas individuales, de las que solo unas pocas están siendo valoradas por los jueces, les siguen las demandas colectivas, canalizadas por las asociaciones de consumidores. Además, hay una causa abierta en la Audiencia Nacional, que trabaja con un plazo máximo de 18 meses, pero todavía no ha fructificado ninguna de las vías. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha