eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Wossel, la apuesta emprendedora por la "publicidad que no parece publicidad"

- PUBLICIDAD -
Wossel, la apuesta emprendedora por la "publicidad que no parece publicidad"

Wossel, la apuesta emprendedora por la "publicidad que no parece publicidad"

Propuestas de regalos para Navidad que se compran con un clic, vuelos a destinos europeos reservados en segundos o una agenda de actos para comprar entradas son algunas de las opciones que ofrece Wossel, una joven empresa valenciana que apuesta por "la publicidad que no parece publicidad".

Ese es el lema del equipo de seis valencianos que encabeza Andrés Rodríguez, primer ejecutivo de la compañía, surgido de la incubadora de negocios Demium y que acaba de ganar el primer premio en el campus para emprendedores Seed Rocket, con la máxima de "acabar con la imagen negativa de la publicidad".

Así lo asegura Rodríguez en una entrevista con EFE y explica que Wossel ofrece a los clientes -medios de comunicación, blogs y webs- acceso a un banco de "imágenes inteligentes" publicitarias que "hacen cosas", es decir, con las que el usuario puede interactuar.

Según detalla, con un clic le dirigen a la página de compra del producto o servicio que aparece retratado, mientras que la empresa cobra un porcentaje por cada transacción.

"Las personas que navegan por internet no nos ven", destaca el directivo, que explica que este tipo de publicidad, aunque siempre va identificada como tal, es "menos invasiva para el usuario que los 'banners' que te saltan en mitad de la página" y, además, "aporta valor".

En este marco, Rodríguez destaca las ventajas de su herramienta, que permite que los anuncios "estén bien contextualizados", ayuda a los medios a "resolver el problema del folio en blanco" puesto que las imágenes disponibles dan ideas para artículos y genera "una tasa de interactuación mucho mayor que la publicidad 'on line' tradicional".

Wossel utiliza la tecnología de los conocidos comparadores de vuelos y hoteles para "rastrear hasta 2,6 millones de productos en tiendas de una decena de países diferentes", que son monitorizados continuamente para que no se escapen las variaciones de precio o de almacenaje y ofrecer a los usuarios información actualizada al minuto.

"Las imágenes inteligentes nos permiten aprender mucho sobre los usuarios: sabemos qué fotos ves, dónde pinchas y qué búsquedas haces en la tienda 'on line'", explica el primer ejecutivo, que añade que eso permite mandar ofertas personalizadas a cada potencial cliente.

"Si entras en la tienda y miras una chaqueta pero no la compras puede ser porque te parece cara o porque no queda tu talla, entre otras cosas", detalla Rodríguez, quien explica que, ante eso, Wossel "manda correos cuando hay rebajas en esa prenda, cuando se reponen 'stocks' o salen a la venta prendas similares".

Los usuarios más influyentes de las redes sociales, los llamados "influencers", fueron los primeros altavoces de este nuevo concepto de la publicidad y la empresa valenciana comenzó su andadura trabajando con blogueros nacionales e internacionales, hasta que descubrió que los medios eran, "por sus flujos de trabajo", colaboradores más adecuados.

A pesar de su trabajo con esas personas influyentes, el directivo recalca que se mueven en un campo diferente de aplicaciones como 21 Buttons, una red social de fotografías donde los "influencers" pueden etiquetar la ropa que llevan para que sus seguidores la compren, e Instagram.

"Eso son redes sociales y Wossel es una tecnología aplicada a publicidad; ellos trabajan en una plataforma propia y nosotros en plataformas de terceros y, aunque siguiéramos trabajando con 'bloggers', lo haríamos en sus blogs o webs, no en sus perfiles sociales", ha subrayado, y ha considerado que "más que competencia", entre las diferentes herramientas se generan "sinergias".

Rodríguez y su equipo han suscrito ya acuerdos con marcas como Nike y Pull and Bear, así como con varios medios, y están "en fase de cerrar acuerdos" con otros tantos, de entre los que destaca el sector de la prensa especializada, "más enfocada hacia un nicho de mercado" que los medios generalistas.

En el futuro se centrarán en abrirse a más sectores, además de la moda, los viajes y los eventos, y en conseguir como clientes a los grandes medios para "cambiar la imagen de la publicidad".

"El futuro de los anuncios pasa por que los que trabajamos en esto pensemos cómo desprendernos de la visión negativa, de algo que te molesta, y pasemos a ser algo que te ayuda", considera Rodríguez.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha