eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El paro afecta notablemente a la salud del parado y su entorno, según expertos

- PUBLICIDAD -
El paro afecta notablemente a la salud del parado y su entorno, según expertos

El paro afecta notablemente a la salud del parado y su entorno, según expertos

El desempleo perjudica "notablemente" la salud de las personas que lo sufren y también a las de su entorno, según ha explicado el coordinador del informe sobre salud laboral en España 2001-2010, Fernando Rodrigo, investigador de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona.

Dicho informe, el primero realizado en España sobre salud laboral según sus autores, ha sido elaborado por expertos de varias universidades españolas y norteamericanas, el Instituto Sindical de Trabajo Ambiente y Salud (CCOO) y la Unión de Mutuas.

Las conclusiones del mismo han sido presentadas hoy en la Universitat de València en el transcurso del máster universitario en prevención de riesgos laborales.

"El ciclo ha cambiado de forma sustancial y ahora afrontamos problemas nuevos, como el desempleo masivo, que es el principal problema de salud pública que tiene el país", según Rodrigo.

Los efectos de esta situación son "tremendos: la gente se siente vulnerable, sufre cuadros psicofísicos muy notables, se multiplica la atención psiquiátrica, el consumo de psicofármacos, tabaquismo, alcoholismo y crecen los suicidios", explica el investigador.

Rodrigo ha denunciado que tanto las empresas como las administraciones públicas, que "alegan dificultades económicas" están "bajando la guardia" en su esfuerzo de prevención de accidentes laborales y que, a su juicio, "se podría perder todo lo avanzado en la primera década del siglo XXI".

La mortalidad por accidente de trabajo descendió, según el citado informe, casi un 60 por ciento entre los hombres y un 70 por ciento en las mujeres entre 2001 y 2010, si bien el descenso fue más intenso antes de la crisis (un 40 por ciento antes de 2007).

El estudio analiza la salud laboral en los años de mayor crecimiento económico y de empleo y empieza también a mostrar los efectos de la crisis y el aumento del paro sobre la salud laboral y las políticas preventivas.

"En 2007 alcanzamos el punto máximo del empleo en España con 20 millones de asalariados, y en 2010 la cifra de desempleo alcanzó el 21 % (en estos momentos es del 27 %)", ha añadido Fernando Rodrigo.

En sus conclusiones, el informe subraya que a pesar de haber atravesado la época de mayor crecimiento económico de los últimos 30 años, en España se han logrado reducir de forma "sustancial" los accidentes mortales y el conjunto de accidentes laborales.

"Ahora prácticamente nos encontramos al mismo nivel que los países más avanzados de Europa, a pesar de que triplicábamos la tasa de accidentalidad de estos países", ha señalado Rodrigo.

Durante la primera década del siglo XXI se han consolidado políticas preventivas, han aumentado los recursos públicos y privados destinados a la prevención y ha surgido un fuerte sector de profesionales del sector.

Por el contrario, se señalan como debilidades la necesidad de abordar el capítulo de las enfermedades relacionadas con el trabajo, porque "prácticamente no se reconoce en España ni se detectan y por lo tanto no se previenen" o las "desigualdades en materia de salud laboral, ya que los trabajadores de las pymes, las mujeres o los inmigrantes están más desprotegidos".

A juicio de este experto, "las cifras en España son pavorosas, con cerca de 15.000 muertes derivadas de daños no reconocidos por el trabajo".

El responsable de I+D+i de Unión de Mutuas, Javier Murcia, ha subrayado que si bien los accidentes de trabajo han disminuido de forma notable en la primera década del siglo, la percepción de los trabajadores sobre su salud también ha bajado.

Esta circunstancia "hace pensar en una problemática de fondo que no tiene que ver con los accidentes sino con los riesgos a los que uno se ve expuesto en el trabajo de origen psicosocial, como el estrés y similares", ha afirmado.

"Esto se traduce en bajas laborales o en dolencias comunes que deterioran, en definitiva la salud del trabajador y la productividad. Actualmente las empresas deben contar con plantillas en plena forma, y desde luego la exposición a riesgos psicosociales es un peso que tiene un impacto negativo en el bienestar y en la productividad", ha concluido.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha