eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Los comunistas lusos creen que la UE seguirá "chantajeando" a Portugal

- PUBLICIDAD -

El Partido Comunista de Portugal (PCP), socio del gobernante Partido Socialista (PS), fue la única fuerza parlamentaria en reaccionar con desconfianza a la anulación de la multa a Portugal y pronosticó que la UE mantendrá "la presión y el chantaje" para imponer su modelo neoliberal.

"No se puede considerar, de ninguna forma, una victoria la inexistencia de una expresión financiera de esta sanción porque, en la práctica, la intención de castigar sólo confirma que hay un condicionamiento de la soberanía que no podemos aceptar", dijo el diputado Joao Oliveira.

La CE decidió hoy recomendar la suspensión de la multa a Portugal y España, países los que acusaban de no haber tomado medidas eficaces para cumplir los objetivos de reducción del déficit público entre el 2013-15.

El PCP, sin embargo, pronosticó que Bruselas seguirá con "la presión y el chantaje" a Portugal, donde se procura "imponer" una política que los comunistas tildan de neoliberal y que, según ellos, encarnó el anterior Ejecutivo de Pedro Passos Coelho (2011-2015).

Entre el resto de partidos con representación política, el tono fue de satisfacción, aunque también hubo espacio, tanto en la izquierda como en la derecha, para instrumentalizar la decisión desde el punto de vista electoral.

"Esta decisión es la derrota de todos los que en Portugal y en Europa hicieron de todo para que Portugal fuese sancionado", manifestó Pedro Filipe Soares, portavoz del Bloque de Izquierda (otro socio del gobernante PS).

El propio PS alabó la actitud "batalladora" del Ejecutivo de António Costa, en alusión al anterior gobierno de Passos Coelho, al que sus detractores acusaron de "agachar la cabeza" ante Bruselas.

"Se trata de una excelente noticia para el país y es una buena noticia para Europa", constató el diputado socialista Joao Galamba.

El partido de Passos Coelho, el centro-derechista PSD, realzó que imperó "el sentido común", pues una sanción hubiese sido "injusta e injustificada", adujo el diputado Miguel Morgado.

El proceso que abrió Bruselas a Portugal implicaba al PSD, pues abarcaba el bienio 2013-2015, cuando el gabinete de Passos Coelho gobernó en alianza con los democristianos del CDS-PP.

En otra declaración, este pequeño partido certificó que contribuyó a presionar a la CE para que no castigase al país.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha