eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La economía superó en 2016 el valor de 2008 pese a contar con 2,4 millones menos de empleos a tiempo completo

El PIB de 2016 creció a una velocidad algo mayor de la prevista (3,3%) y se confirma que ya supera en valor al nivel máximo alcanzado por la economía española en 2008 de forma nominal

El peso de las exportaciones es el principal elemento que diferencia a la economía post-recesión

- PUBLICIDAD -
La compraventa de casas sube el 16,8 % en julio

La construcción ha tocado suelo EFE

El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha revisado la evolución de la economía española desde 1995 hasta 2016 con algunas sorpresas. En el ejercicio pasado, la economía creció algo más de lo previsto inicialmente (un 3,3%) y se confirma que el año pasado ya se superó el nivel de PIB de 2008, el último año récord. La actividad económica española vale en su conjunto 1,18 billones de euros en términos nominales sin tener en cuenta el efecto de la inflación en este periodo.

A este nuevo récord económico se ha llegado por un camino muy diferente a las cifras de 2008. En primer lugar, hay casi 2,4 millones de puestos de trabajo a tiempo completo menos que entonces. El INE calcula que los más de 19,7 millones de puestos de trabajo que se registraron el año pasado se quedarían en 17,4 millones si se convierten en jornadas de trabajo a tiempo completo. Teniendo en cuenta este cálculo (el de tiempo completo), aún estaríamos en el nivel de empleo de 2011, muy lejos de recuperar los 19,85 millones de puestos de trabajo que se lograron en 2008.


Evolución del número de empleos equivalentes a tiempo completo

Fuente: INE

Los expertos atribuyen esta paradoja, producir lo mismo con menos manos, a que las actividades más productivas y de mayor valor añadido han ido ganando peso en el PIB. Por lo pronto, el peso de las rentas del trabajo volvió a retroceder en 2016 a favor de los beneficios de las empresas y supone un 47,6% del PIB. En 2015 se registró una ligera mejoría (después de los mínimos de 2013 y 2014) y este paso atrás no parece apuntar en la buena dirección y se suma a la tónica de pérdida de poder adquisitivo de los salarios en todo el mundo.

La otra gran diferencia es la evolución de la actividad económica para lograr el mismo valor que antes de la crisis. La construcción pesa la mitad que hace ocho años y parece haber tocado su suelo. A tiempo completo apenas da trabajo a un millón de personas, frente a los 2,6 millones que llegó a emplear el ladrillo en la época del boom. Este es el principal desagüe del empleo en este periodo de recuperación.


Evolución del número de empleos equivalentes a tiempo completo por sector económico

Fuente: INE

El ladrillo ha pasado a suponer desde el punto de vista de la inversión apenas un 10% de la actividad económica, la mitad que durante el boom. El espacio que dejó aún no ha sido ocupado por otro sector en términos de demanda, y la inversión pesa 10 puntos menos que hace ocho años en el PIB.

Pero para que salgan las cuentas de que somos, en términos estadísticos, tan ricos como hace ocho años hay que ir a otros elementos que han compensado la caída de la construcción. En primer lugar, las exportaciones, que han mejorado hasta siete puntos su peso en la economía. El INE asegura que es este impulso de la demanda externa el que ha impulsado la economía por encima de lo previsto en el ejercicio pasado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha