eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Los empresarios españoles confían en las reformas de Al Sisi y apuestan por Egipto

- PUBLICIDAD -
Los empresarios españoles confían en las reformas de Al Sisi y apuestan por Egipto

Los empresarios españoles confían en las reformas de Al Sisi y apuestan por Egipto

Los empresarios españoles se muestran dispuestos a invertir en Egipto para impulsar la economía de este país, aunque a algunos les frena la inseguridad que supone la inestabilidad jurídica y el vacío legal existente.

Indra, Abengoa, Arabian Cement, Acciona, Gestamp, Sener, Expanish, Mondragon Assembly, Prointec o Unión Fenosa son algunas de las grandes compañías españolas que están participando estos días en el Congreso Económico Mundial que se celebra en la ciudad turística de Sharm al Sheij, en el sur de la península del Sinaí, para impulsar la economía del país árabe.

Egipto tiene "un potencial muy grande", confirmó a Efe Igor Herrarte, encargado de ventas internacionales de la cooperativa vasca Mondragon Assambly, quien también explicó que el objetivo de los empresarios en Sharm el Sheij es "conocer de primera mano la realidad egipcia y la estabilidad que se ha vendido a bombo y platillo".

Además, este foro, que tiene lugar entre el 13 y 15 de marzo, permite la posibilidad de "hacer contactos" para poder entrar a trabajar en Egipto, pero también "con empresarios de otros países", como de Arabia Saudí, dijo Herrarte.

Mondragon trabaja en el ámbito de la energía fotovoltaica, en concreto haciendo la maquinaria necesaria para la fabricación de paneles solares, y Egipto es un terreno ideal para ello.

"Tiene mucho sol, mucho suelo de poco valor y demasiados problemas de suministro energético, en especial, la electricidad", resumió este empresario español, quien hizo referencia a la intención de las autoridades egipcias de cubrir esa escasez a través de placas fotovoltaicas.

Trabajo hay y el plan está ahí, pero Herrarte advirtió de que "hace falta concretar, trabajar e invertir", aunque aseguró que "está claro" que en Egipto va a haber un desarrollo "interesante" y eso hace necesario "meter el morro y trabajar".

En cuanto al vacío legal, reconoció que es un tema que debe "aclararse" porque "es un riesgo", pero celebró que "a pesar de no ser un país fácil, no es de los más difíciles".

En la misma industria está la filial de energías renovables de la multinacional española Gestamp. Su director en Oriente Medio y Norte de África, Roberto Pasqual, detalló a Efe que espera una aclaración del Gobierno egipcio en cuanto a la cuestión reguladora.

"Las leyes cambian y salen otras nuevas con frecuencia que no se comparten con las empresas ni se explican, y esto es una ocasión para compartir nuestra preocupación con los gobiernos español y egipcio", explicó Pasqual.

Gestamp tiene adjudicada una planta de energía fotovoltaica de 50 megavatios, que supone una inversión de 100 millones de dólares, y tiene la intención de llevarla a cabo en los próximos dos años, añadió este empresario.

Para Pasqual, los principales riesgos de invertir en Egipto son que "es una zona caliente, falta regulación y asusta el cambio de la moneda local hacia el dólar".

No obstante, hizo hincapié en la estabilidad política "existente" y la intención y atención puestas por los diferentes países del Golfo Pérsico "para que Egipto sea un país donde se pueda invertir con tranquilidad".

Además, celebró que los bancos privados y públicos, tanto egipcios como europeos, estén dispuestos a financiar proyectos en Egipto "lo que quita parte de los riesgos y da cierta confianza".

En los últimos años, algunas empresas españolas afrontaron contenciosos con las autoridades egipcias. Unión Fenosa vio paralizada su planta de licuefacción hace más de un año por falta de suministro de gas, y la solución podría ser la polémica importación de ese recurso natural desde Israel.

Mientras, Indra, que estaba encargada de renovar el sistema que sirve los billetes de las 53 estaciones de la línea 1 y 2 del metro de El Cairo, afronta problemas con el Gobierno egipcio al detectarse fallos en el funcionamiento de la digitalización implantada.

"No hay negocio sencillo y lo importante es solucionar las dificultades. Estamos mirando a Egipto con una voluntad de aprovechar las oportunidades de futuro", declaró a Efe el actual vicepresidente de Indra y exembajador de España en Chile, Íñigo de Palacio.

Más allá de estas críticas, los empresarios evitan hacer declaraciones sobre las cuestiones espinosas, y prefieren insistir en su satisfacción por las reformas del presidente egipcio, Abdelfatah al Sisi, y en las ventajas que ofrece Egipto a día de hoy.

Indra está mirando hacia nuevos proyectos en el ámbito de energías, puertos y ferrocarriles, así como la construcción de la nueva capital de este país, anunciada ayer por Egipto.

"Es un proyecto faraónico que afectará a 5 millones de personas y nosotros somos líderes en la construcción de ciudades inteligentes utilizando las nuevas tecnologías. Participaremos", aplaudió convencido De Palacio.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha