eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El estrés durante la conducción puede afectar al vehículo, según Norauto

- PUBLICIDAD -
El estrés durante la conducción puede afectar al vehículo, según Norauto

El estrés durante la conducción puede afectar al vehículo, según Norauto

Conducir bajo estrés pude provocar daños en el vehículo y una forma de conducción "más agresiva e inquieta", según la cadena de mantenimiento y equipamiento integral del automóvil Norauto.

Los síntomas de estrés que sufren muchas personas en su vida diaria pueden trasladarse a varios aspectos de la conducción, ha explicado Norauto en un comunicado.

En concreto, el estrés hace que se corra más de la cuenta y se exceda la velocidad; esto provoca que al circular por ciudad se realicen más frenazos y acelerones y los neumáticos y los frenos se deterioren por una conducción agresiva, advierte Norauto.

La distancia de seguridad se reduce y, por lo tanto, también se frena "más de la cuenta y con mayor brusquedad" ; a su vez, el conductor está menos alerta ante posible imprevistos y las posibilidades de sufrir un accidente aumentan "considerablemente".

Al realizar una conducción más agresiva, el conductor "tiende a forzar este cambio" (o realizarlo demasiado tarde) y revoluciona así el motor del vehículo.

Con este tipo de conducción, el motor, la transmisión y el sistema de frenos se deterioran "mucho más rápido".

La cadena de mantenimiento señala que al conducir bajo estrés se incumplen más las normas de tráfico y aumentan las posibilidades de colisión, ya que no se ponen los intermitentes, no se cede el paso y se olvidan acciones básicas como ponerse el cinturón de seguridad o colocar bien los espejos retrovisores.

Por último, Norauto recuerda que al realizar una conducción más brusca, el consumo del coche también es mayor.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha