eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Los fabricantes prevén vender 670.000 turismos este año, un 4 por ciento menos

- PUBLICIDAD -
Los fabricantes prevén vender 670.000 turismos este año, un 4 por ciento menos

Los fabricantes prevén vender 670.000 turismos este año, un 4 por ciento menos

El plan PIVE 2 permitirá atenuar este año la caída de las ventas de turismos en España, donde, según la Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), se alcanzará la cifra de 670.000 coches vendidos, un 4 % menos que en 2011, cuando se llegó a las 700.000 unidades.

Las previsiones de Anfac son algo más pesimistas que las de la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto), que esta misma semana ha manifestado que espera repetir las matriculaciones del curso anterior en el conjunto de España, con unas 700.000 unidades.

Anfac ha presentado hoy en el Salón Internacional del Automóvil de Barcelona su informe anual, en el que, además de ofrecer las principales magnitudes del sector, ha ofrecido datos de los buenos resultados que, por ahora, está teniendo el plan PIVE 2, impulsado por el Gobierno para incentivar la renovación del parque automovilístico español.

El vicepresidente de la patronal, Mario Armero, ha explicado que 2011 fue un mal año en ventas y que 2012 seguirá esta tónica, aunque la puesta en marcha de este plan de ayudas permitirá evitar el hundimiento del mercado.

Desde la puesta en marcha del plan PIVE 2, el pasado mes de febrero, se han alcanzado en España las 70.000 reservas de turismos, lo que supone que se ha comprometido ya casi el 46 % del presupuesto total, que es de 150 millones de euros.

Según Armero, este plan ha producido una demanda adicional de 22.000 vehículos entre febrero y abril y se espera alcanzar al menos los 57.000 turismos adicionales a finales de año.

A este ritmo de reservas -se solicitan un millar de operaciones diarias-, Anfac calcula que el plan PIVE 2 se agotará el próximo mes de septiembre.

Armero ha destacado que el Gobierno obtendrá unos ingresos fiscales (IVA e impuesto de matriculación) de cerca de 200 millones de euros gracias a la demanda adicional de turismos generada por este plan, lo que demuestra que "el plan PIVE se paga a sí mismo y es una inversión productiva".

En este sentido, Armero ha apuntado que sólo el pasado año el Estado recaudó del automóvil más de 23.300 millones de euros, a pesar del descenso de las ventas.

Por comunidades, aquellas en las que mejor está funcionando el plan PIVE 2 son, por este orden, Andalucía, Cataluña, Madrid, Comunidad Valenciana, Galicia y el País Vasco.

Pese a la crisis, España sigue siendo el segundo fabricante de automóviles de Europa y el duodécimo del mundo, y el sector representa el 10 % del producto interior bruto (PIB) del país, con el 16 % de las exportaciones totales.

Sólo en 2012 se exportaron vehículos, motores y piezas de automóviles por valor de 40.000 millones de euros, pero la previsión es que estas exportaciones sigan creciendo, como ya lo están haciendo en este primer trimestre de 2013.

La directora económica de Anfac, Aránzazu Mur, ha detallado que entre enero y febrero de este año las exportaciones han alcanzado los 5.837 millones de euros, un 6,6 % más que en 2012, lo que sitúa la balanza comercial con un saldo positivo (las exportaciones han sido superiores a las importaciones) de 822 millones de euros, frente a los 524 millones de 2012.

"La fuerte reducción de las importaciones y la relativa estabilidad de las exportaciones está haciendo crecer el superávit comercial en los vehículos a motor", ha señalado Mur.

España, además, ha logrado diversificar los destinos de sus exportaciones automovilísticas, pese a que Europa sigue siendo su principal cliente.

Fuera de la UE, los principales países destinatarios de las producciones españolas son Argelia, Turquía, México, Rusia, Suiza, Australia, Israel, Marruecos, Noruega y Chile.

Mario Armero se ha mostrado convencido de que la industria del automóvil en España es competitiva y seguirá atrayendo inversiones, aunque la crisis y la caída de las ventas previsiblemente se mantendrá también en 2014.

La pasada semana, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, anunció una nueva oleada de inversiones por un importe de 1.000 millones de euros en la industria automovilística española, una cifra que, según Armero, es "conservadora" y seguramente será algo superior.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha