eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La industria de automoción alemana seguirá creciendo en 2017 a un ritmo menor

- PUBLICIDAD -
La industria de automoción alemana seguirá creciendo en 2017 a un ritmo menor

La industria de automoción alemana seguirá creciendo en 2017 a un ritmo menor

La industria alemana del motor cerrará 2016 con un aumento de la demanda del 4 % en todo el mundo hasta los alrededor de 81,6 millones de unidades y mantendrá esta tendencia positiva en 2017 con un crecimiento del 2 %, según pronostica la Asociación de la Industria Automovilística (VDA) alemana.

"Eso demuestra que la confianza en nuestros productos es mayor de lo que creen todos los críticos. Con ello no ignoramos todo lo malo que ha habido", declaró hoy el presidente de la VDA, Matthias Wissmann, en la rueda de prensa anual de su organización, al referirse a las consecuencias del escándalo de la manipulación de emisiones de Volkswagen que se destapó en 2015 en Estados Unidos.

La VDA pronostica que la demanda de automóviles alemanes aumentará el año que viene hasta los 83,6 millones de unidades, un crecimiento menor al de este año.

Para el mercado de Europa Occidental se espera un desarrollo estable con un volumen al igual que en 2016 de unos 13,9 millones de unidades.

Mientras, los pronósticos apuntan a un crecimiento de la demanda china del 5 % hasta los 24,2 millones de unidades, frente al incremento del 15 % para 2016 hasta los 23,1 millones de unidades.

En tanto, la demanda en el mercado estadounidense se mantendrá en los mismos 17,1 millones de unidades de este año, un 2 % menos que respecto a 2015.

En general, la industria alemana del motor seguirá creciendo, a un ritmo menor, al igual que aumentarán los riesgos, señaló Wissmann.

El presidente de la VDA se refirió en particular a los primeros efectos visibles del referéndum a favor de la salida del Reino Unido de la UE y a las consecuencias a medio y largo plazo tanto para el mercado de Europa Occidental como británico si el "brexit" se lleva a cabo con todas sus consecuencias.

Expresó su preocupación por el futuro del acuerdo de libre comercio con Estados Unidos, pendiente de aprobación.

Wissmann se mostró satisfecho también con el mercado interior, que registró un aumento del 5 % en 2016 hasta los casi 3,4 millones de matriculaciones, el mejor dato en esta década y que se explica con el buen desarrollo económico general, la elevada ocupación, el nivel de ingresos de los consumidores y las buenas condiciones de financiación

La producción interior subirá este año un 1 % hasta alrededor de 5,8 millones de unidades, mientras que la fabricación fuera de Alemania lo hará un 6 % y superará por primera vez la barrera de los diez millones; para 2017 se espera un crecimiento del 3 %.

La facturación total de la industria alemana del automóvil ascendió en los nueve primeros meses del año un 2 % hasta los 306.000 millones de euros.

Por otra parte, Wissmann avanzó los diez puntos de la "estrategia ofensiva" de la industria alemana del automóvil para los próximos años, entre los que siguen figurando inversiones en investigación y desarrollo de combustibles convencionales, es decir, de gasolina y diésel.

En este sentido, volvió a rechazar que se ponga el diésel bajo sospecha generalizada y subrayó que, por contra, este combustible es necesario para cumplir con los objetivos climáticos pues consume un 25 % menos y emite un 15 % menos de dióxido de carbono (CO2) que la gasolina.

Asimismo, rechazó imponer un tipo de motor por encima de otro y recordó que el balance medioambiental de un coche eléctrico, cuya batería se carga con electricidad producida a base de carbón, es peor que el de un vehículo con motor a diésel.

La industria alemana tiene previsto triplicar hasta 2020 la oferta de modelos eléctrico de los actuales 30 a casi cien, al igual que apostará por los llamado combustibles sintéticos, agregó.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha