eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La inflación bajó en EE.UU. en octubre y da espacio a la Fed para seguir con el estímulo

- PUBLICIDAD -
La inflación bajó en EE.UU. en octubre y da espacio a la Fed para seguir con el estímulo

La inflación bajó en EE.UU. en octubre y da espacio a la Fed para seguir con el estímulo

Los precios en EE.UU. bajaron un 0,1 % en octubre y la inflación acumulada en los últimos doce meses fue del 1 %, la más baja en cuatro años, lo que sigue dando espacio a la Reserva Federal (Fed) para mantener su programa de estímulo a la economía durante un tiempo.

Según informó hoy el Departamento de Trabajo, la disminución en el índice de precios de consumo (IPC) en octubre fue la primera desde abril y se debió sobre todo a la caída de un 1,7 % en los precios de la energía después de un aumento en septiembre.

Lo que más bajó el mes pasado fue el costo de la gasolina (2,9 %), que ha venido cayendo desde comienzos de septiembre y está ahora en su menor nivel en casi dos años.

La inflación del 1 % acumulada en los últimos doce meses hasta octubre es la menor en cuatro años, desde finales de 2009, de acuerdo con el informe del Gobierno.

Si se excluyen los precios de la energía y los alimentos, que son los más volátiles, el IPC subió un 0,1 % en octubre y el acumulado en los últimos doce meses alcanzó el 1,7 %.

En cuanto a los salarios que reciben los trabajadores, aumentaron un 0,2 % en octubre y su incremento acumulado en los últimos doce meses fue del 1,3 %.

La Reserva Federal, el banco central estadounidense, considera saludable una inflación anual de alrededor del 2 %.

A finales de octubre, tras la última reunión de su Comité de Mercado Abierto, la Fed apuntó que una inflación que de manera persistente ha estado por debajo de su meta del 2 % anual "presenta riesgos para el desempeño económico", aunque anticipó que se alcanzará ese objetivo "a mediano plazo".

La ausencia de presiones inflacionarias ha permitido al banco central mantener su programa de estímulo de compra de activos por 85.000 millones de dólares mensuales en su lucha por sustentar la reactivación económica.

Pese a que los mercados esperaban alguna señal de salida del multimillonario programa de compra de bonos antes de fin de 2013, el cierre parcial de la Administración federal durante 16 días en octubre y el acuerdo de última hora en el Congreso para evitar la suspensión de pagos de la deuda alejaron esa expectativa.

La mayoría de los analistas cree que la Reserva continuará hasta abril o mayo de 2014 con su programa de inyección de liquidez mediante compras de bonos del Tesoro y títulos hipotecarios, y que entonces podría recortarlo a unos 70.000 millones de dólares mensuales frente a los 85.000 actuales.

"Con la limitada presión de la inflación y tal vez incluso algún soplo de deflación, no es probable que la Fed sienta ninguna urgencia" para retirar ese estímulo, explicó el especialista financiero Jim Baird al diario The Wall Street Journal.

Janet Yellen, nominada para ser la próxima presidenta de la Fed, subrayó precisamente el martes los beneficios de la política de estímulo y la necesidad de mantener los tipos de interés bajos en dos cartas a senadores.

Una "gran mayoría" del comité encargado de elaborar las políticas de la Fed cree que el programa de compra de activos ha sido eficaz, dijo Yellen a dos senadores que le enviaron preguntas por escrito tras su audiencia de confirmación en el Senado, el republicano David Vitter y la demócrata Elizabeth Warren.

"Aunque la política monetaria no es una panacea para todas las dificultades económicas del país, nuestra situación económica sería casi ciertamente mucho peor si la Reserva no hubiera actuado agresivamente para afrontar el grave impacto económico derivado de la crisis financiera y los vientos en contra que han ralentizado la recuperación económica", escribió Yellen.

El Comité Bancario del Senado someterá este jueves a votación la nominación de Yellen como próxima presidenta de la Fed, un trámite que se prevé que supere sin problemas debido a que los demócratas cuentan con una mayoría de dos votos sobre los republicanos en ese órgano.

Si es aprobada en ese comité, la nominación de Yellen será sometida a voto en el pleno del Senado, donde debe recabar al menos 60 votos.

De ser confirmada, Yellen se convertirá en la primera mujer al frente del banco central y sustituirá a Ben Bernanke, cuyo mandato finaliza el próximo 31 de enero.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha