eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Los laboristas niegan que Osborne redujera la contribución de R.Unido a la UE

- PUBLICIDAD -

El Partido Laborista británico tildó hoy de "estafa" el triunfo que se apuntó el ministro de Economía, George Osborne, por haber logrado supuestamente rebajar la aportación que el Reino Unido debe hacer al presupuesto de la Unión Europea.

El portavoz de Economía laborista, Ed Balls, dijo que esa "supuesta victoria" no es más que "una estafa", pues el político conservador no logró "reducir ni en un solo penique" la contribución británica adicional al presupuesto comunitario de 2014.

Osborne aseguró el sábado a su regreso de una reunión de ministros de Finanzas en Bruselas que el Reino Unido había obtenido una "auténtica victoria" para sus "contribuyentes" al lograr reducir a 850 millones de libras (1.079 millones de euros, al cambio de hoy) la factura presupuestaria, de los 1.700 millones de libras (2.159 millones de euros) reclamados inicialmente.

En una comparecencia de urgencia requerida por los laboristas en la Cámara de los Comunes, Osborne se reafirmó hoy en ese argumento, y precisó que el pago se ha retrasado hasta 2015-2016 y no incluirá intereses.

Pero Balls afirmó que "esa supuesta victoria no es más que una estafa", pues, en lugar de una rebaja auténtica, lo que ha hecho Osborne es restar al total la devolución presupuestaria que recibe anualmente el Reino Unido por acuerdos previamente adquiridos.

"Lo único que hace es contabilizar la devolución que de todas formas tocaba, una devolución que nunca se puso en duda, e intenta engañar a la gente para que piense que la factura se ha rebajado a la mitad", exclamó el laborista.

Osborne insistió en que esa devolución no estaba garantizada y reiteró que había conseguido "un gran resultado" para el país.

La noticia de que el Reino Unido, al igual que otros países, debe pagar retroactivamente esos 1.700 millones de libras puso en apuros al Partido Conservador del primer ministro, David Cameron, que está bajo gran presión de los euroescépticos en su fuerza política y de la formación populista UKIP.

El Partido de la Independencia del Reino Unido (UKIP) de Nigel Farage ha robado votos y diputados a los "tories" y se perfila como la principal amenaza para los conservadores de cara a las elecciones de mayo de 2015, donde el asunto de la pertenencia a la UE será una de las bazas electorales.

Cameron se ha comprometido a celebrar un referéndum de permanencia en la UE en 2017 si gana las elecciones del año próximo, si bien primero se propone negociar una profunda reforma de la Unión Europea, en especial la libre circulación de la fuerza laboral, en un intento de aplacar a quienes se quejan de una excesiva inmigración.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha