eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La maternidad no es de color de rosa, sino de muchos colores

- PUBLICIDAD -
La maternidad no es de color de rosa, sino de muchos colores

La maternidad no es de color de rosa, sino de muchos colores

La maternidad no es de color de rosa, sino que es de muchos colores, y por ello las madres primerizas deben reflexionar sobré qué quieren hacer y cómo quieren hacerlo y, sobre todo, escucharse a sí mismas, a su cuerpo y atender a sus necesidades propias para poder atender correctamente a sus bebés.

Esta es una de las principales conclusiones que exponen la psicóloga, psicoterapeuta y psicoanalista Itziar Fernández y la pediatra Carme Gabarrell en el libro que acaban de publicar juntas, "Els braços que no malcrien" ("Los brazos que no malcrían") de Pagès Editors.

La idea de escribir este libro surgió de su propia maternidad y de la necesidad de responder a ciertos interrogantes a los que se han enfrentado como profesionales.

"Siendo madres y con nuestra experiencia profesional queríamos cuestionar ciertas vivencias de la maternidad, ver si sus bases teóricas son válidas o se podían poner en cuestión", explica Gabarrell en una entrevista concedida a EFE.

Así que se pusieron mano a mano y escribieron juntas este libro que ofrece una guía para los padres desde el momento en que se plantean tener un hijo hasta que lo tienen en sus brazos, abarcando principalmente las diferentes situaciones en las que se pueden encontrar durante el primer año de vida del bebé.

"No es un libro de instrucciones en el que decimos lo que está bien o mal. Es más bien un espacio de reflexión para que los padres puedan conseguir una maternidad o paternidad consciente", explica esta pediatra.

Para esta doctora es muy importante que los padres primerizos conozcan las diferentes posibilidades que tienen en todos los aspectos del cuidado del hijo para poder decidir qué es lo que les va bien a ellos.

"No hay una manera de hacer mejor que la otra, cada cual debe encontrar su espacio y lo que le va mejor a ellos y a su familia. Se ha de saber lo que se quiere e intentar hacerlo compatible con las necesidades del recién nacido", explica la pediatra.

En este sentido, Gabarrell apunta que muchas madres se olvidan de ellas mismas cuando tienen un bebé y no escuchan sus propias necesidades, a su propio cuerpo, y esto no es bueno a la hora de atender a un bebé.

"Hay madres que dicen que no pueden ni ducharse tras haber tenido el bebé y en realidad no pasa nada si te vas a duchar y dejas a tu bebé un poco. Por eso muchas madres dicen que han perdido calidad de vida y que no todo es de color de rosa, claro que no, la maternidad es de muchos colores y tiene muchos matices. Tenemos que aprender a vivirla sin prisas y viviéndola, sintiéndola de forma consciente, para superar esa negatividad", explica la pediatra.

El libro aborda todos estos aspectos durante once capítulos en los que se detiene en apartados como la alimentación, el sueño, los cambios psicológicos y biológicos que conlleva la maternidad y la nueva identidad de los padres, entre otros.

Según Gabarrell, hay que saber elegir lo que se quiere a la hora de afrontar la maternidad, aunque no todo vale. "No hay una única manera de hacer las cosas, pero no todas son válidas. Por ejemplo, se ha demostrado científicamente que coger a un niño en brazos, el contacto, el piel con piel, es beneficioso en todos los sentidos. Por eso hemos elegido este título, porque los brazos no malcrían, al contrario, arropan y confortan al bebé", señala la doctora.

El libro también dedica un apartado al papel del padre en la maternidad, y también de los abuelos e incluso de la guardería.

"Nuestro libro pretende invitar a reflexionar para intentar superar las dificultades de la maternidad desde las diferentes posibilidades y caminos que hay de afrontarla, a escucharse a uno mismo para poder elegir y avanzar", concluye la pediatra.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha