eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Todos los miembros del BCE consideran que la compra de deuda es legal

- PUBLICIDAD -

Todos los miembros del consejo de gobierno del Banco Central Europeo (BCE) consideran que la compra de deuda a gran escala, incluida la soberana, es legal, si bien algunos piensan que es un instrumento que sólo debería utilizarse en "situaciones de contingencia".

El BCE publicó hoy las actas de la reunión de política monetaria del pasado 22 de enero, en la que decidió "por una amplia mayoría" aprobar un programa de compra de deuda pública y privada de 60.000 millones de euros mensuales a partir de marzo de este año y hasta finales de septiembre de 2016.

El consejo de gobierno aprobó, incluso, una cantidad mayor a los 50.000 millones de euros mensuales que había calculado inicialmente el economista jefe del BCE, Peter Praet.

"Una amplia mayoría de los miembros que votaron apoyó la decisión de lanzar un programa más amplio de compra de activos", según el informe.

"Todos los miembros consideraron que las compras de activos, incluidas las compras de bonos soberanos, son parte del conjunto de instrumentos de política monetaria que, como se prevé en el marco legal del BCE", estaban a disposición en caso necesario para cumplir el mandato de garantizar la estabilidad de precios, dicen las actas.

"Aunque algunos miembros argumentaron que este instrumento sólo debería utilizarse en situaciones de contingencia", añade.

El abogado general del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, Pedro Cruz Villalón, consideró a mediados de enero que el programa de compra de deuda pública en el mercado secundario anunciado en 2012 es, en principio, compatible con el derecho comunitario.

La opinión del abogado general responde a la demanda que presentaron un grupo de 37.000 ciudadanos alemanes contra el BCE y a que el Tribunal Constitucional alemán remitió el caso a la Justicia europea.

El BCE comenzó en la reunión del 22 de enero un sistema de votación rotatorio porque había decidido en 2003 introducir este sistema cuando el número de gobernadores de los bancos centrales nacionales excediese de 18, lo que ocurrió tras la entrada de Lituania a la zona del euro el 1 de enero de 2015.

El gobernador del Banco de España fue el primero en no ejercitar su derecho de voto en el grupo 1, como resultado de un sorteo.

Conforme al resultado del sorteo, el gobernador del Banco de España, en el grupo 1, y los gobernadores de los bancos centrales de Estonia, Irlanda y Grecia, en el grupo 2, no ejercitaron su derecho de voto en enero de 2015.

Las actas reflejan que algunos miembros del consejo de gobierno del BCE se mostraron "a favor de mantener la postura de esperar y ver" en esa reunión porque su valoración de los costes y beneficios de las medidas propuestas "no era positiva, en su opinión".

"Las compras de deuda soberana deberían seguir siendo un instrumento de contingencia de la política monetaria, que sólo se puede utilizar como último recurso en el caso de un escenario extremadamente adverso, como una espiral deflacionaria a la baja", según el documento.

No obstante, se consideró también que "no había evidencia de un serio riesgo de deflación", argumento en contra de movilizar el instrumento de compras de deuda soberana en la reunión del 22 de enero.

En general, los miembros del consejo de gobierno del BCE consideraron que sería "insuficientemente efectivo" limitar las compras de deuda soberana a carteras con bonos de países de la zona del euro con las calificaciones de crédito más altas.

"Las compras de deuda soberana parecieron ser el único instrumento que quedaba de suficiente alcance para proporcionar el estímulo monetario necesario para contribuir al objetivo de estabilidad de precios del BCE", apostillan las actas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha