eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El millonario egipcio Sawiris convencido de que Egipto tiene potencial para sobrevivir

- PUBLICIDAD -
El millonario egipcio Sawiris convencido de que Egipto tiene potencial para sobrevivir

El millonario egipcio Sawiris convencido de que Egipto tiene potencial para sobrevivir

El empresario egipcio Naguib Sawiris, el décimo hombre más rico de África según Forbes, se muestra confiado en que a pesar de la profunda crisis económica que sufre el país y de que está "extremadamente mal gestionado", Egipto sobrevivirá gracias a que tiene "mucha energía, potencial y oportunidades".

En una entrevista a Efe, Sawiris (1954) se describe como el mayor inversor individual en Egipto en 2015, año en el que invirtió 2.500 millones de libras egipcias (unos 290 millones de euros o 320 millones de dólares), principalmente en el sector financiero e inmobiliario.

"Por supuesto, quiero apoyar a mi país, pero nunca creas a un capitalista que dice hacer algo por altruismo", declara con sinceridad antes de aclarar que emprendió esas inversiones por que eran "buenas" y porque él siempre ha conseguido "hacer dinero" en Egipto a través de sus empresas.

"La gente confía en mí y en mi familia, y cuando ven que invertimos en Egipto, entienden que es seguro invertir en Egipto, y esto puede atraer a otros inversores", dice cómodamente sentado en su despacho en el piso 26 de las conocidas como 'Torres Sawiris', a orillas del Nilo.

Para él, esa es, precisamente, su influencia y su aportación a la economía del país, donde las empresas de la familia Sawiris operan en múltiples sectores, especialmente en el de la construcción.

El magnate, que evita hacer predicciones sobre el tiempo que necesitará el país para empezar a recuperarse, dijo a Efe: "tengo confianza y optimismo en que las cosas van a ir a mejor, porque no pueden ir a peor".

Según el hombre cuya fortuna se estima en más de 3.000 millones de dólares, el principal problema de la economía egipcia es que el valor de la moneda local está siendo sostenido de forma artificial frente al dólar, lo cual afecta a las inversiones, así como al comercio exterior.

El Banco Central egipcio, que mantiene el valor del dólar en 7,8 libras egipcias, está adoptando una "política equivocada" y, en general, "las autoridades no están dando los pasos correctos" para promover la recuperación, ni para eliminar las trabas burocráticas y acelerar los trámites para las inversiones y los proyectos privados.

Por otra parte, la vuelta del turismo es fundamental para que la economía mejore, en opinión del millonario, quien destaca que la amenaza del terrorismo casi ha desaparecido de Egipto y la situación política ha mejorado desde el derrocamiento militar del Gobierno de los Hermanos Musulmanes en julio de 2013.

Desde el golpe de Estado, Sawiris volvió a apostar por la economía local, en la que el Ejército ha aumentado su participación considerablemente, aunque el empresario opina que su rol está "magnificado" y que las Fuerzas Armadas controlan únicamente entre un 10 y un 15 por ciento de la economía.

El empresario, que apoyó la toma del poder por los militares, precisa en varias ocasiones que no está a favor de su papel económico, aunque considera que no es negativo ya que "todos salen ganando", porque el Ejército emplea al sector privado subcontratando empresas.

Sawiris, que ha cargado en numerosas ocasiones contra la gestión económica de las autoridades e, incluso, se ha atrevido a criticar las políticas del presidente Abdelfatah al Sisi, dice, no obstante, que no se opone al régimen frontalmente.

"Ahora mismo tengo que apoyar al Gobierno porque no podemos estar divididos, estamos luchando contra el terrorismo extremista (...) y estamos rodeados de peligros (en Oriente Medio)", detalla.

El polémico empresario, que suele expresarse libremente en las redes sociales, explica que su papel es el de criticar de forma positiva y ofrecer consejos, aunque admite que el Gobierno no suele seguir sus recomendaciones.

Para influir más directamente sobre la política, fundó Al Masriyin Al Ahrar (Los Egipcios Libres) poco después de la revuelta egipcia de 2011 y ahora este es el principal partido en el recién formado Parlamento egipcio.

Sawiris reconoce orgulloso que para el partido es importante contar con un "embajador" tan popular como él, aunque subraya que no desea ocupar un cargo oficial, porque podría haber conflictos de intereses y, además, dice estar satisfecho con su actual posición.

Su partido es considerado como el representante de la minoría cristiana de Egipto -un 10 por ciento de la población-, pero su fundador niega que sea así.

Para este exponente de la comunidad copta, hay muchos en Egipto que todavía no ven a los cristianos con buenos ojos y admite que no tienen la posibilidad de alcanzar puestos altos en ciertas instituciones, como en el Ejército.

"Es imposible que haya un presidente cristiano en Egipto. Nunca va a ser elegido, la sociedad no está preparada para ello, y lo asesinarían en su primer día en el cargo, porque todavía hay muchos extremistas", asegura convencido.

Francesca Cicardi

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha