eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El ministro Soria considera que 2013 será el último año de recesión y crisis

- PUBLICIDAD -
El ministro Soria considera que 2013 será el último año de recesión y crisis

El ministro Soria considera que 2013 será el último año de recesión y crisis

El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha considerado hoy que 2013 "será el último año de la recesión y la crisis económica en España" y ha explicado que los indicadores que maneja el Gobierno auguran que en 2014 habrá un crecimiento del Producto Interior Bruto y de la economía española.

Soria, quien ha intervenido en Burgos en un desayuno informativo dentro del ciclo "Los encuentros de Radio Televisión de Castilla y León (RTVCyL), ha apuntado en este sentido como datos positivos el cambio de tendencia prevista en cuanto al crecimiento de la economía en el país.

Aunque ha reconocido que el Gobierno ha tenido que pasar para este año de una previsión de reducción del 0,5 por ciento a una caída del uno por ciento también ha considerado "necesario" estimar que las previsiones para 2014 apuntan a un crecimiento de entre el 0,7 y el 0,8 por ciento.

En este sentido ha llamado la atención sobre que este dato supone que en dos años se ha invertido la tendencia de crecimiento económico en casi dos puntos.

También ha señalado que el desequilibrio en los precios "ya no es una amenaza", por que se ha salido de la situación con la mejora de la balanza de pagos, en parte debido al turismo, aunque también al buen comportamiento de las exportaciones.

Soria ha destacado el atractivo de España para el turismo internacional, que ha convertido el país en la cuarta potencia turística mundial, superada sólo por Estados Unidos, Francia y China.

Al respecto, ha reconocido que el turismo de "sol y playa" sigue suponiendo tres cuartas partes del total, aunque ha recordado que también hay un turismo "emergente" basado en los atractivos históricos, culturales y el turismo rural, que "también es necesario tener en cuenta y potenciar".

Pese a los indicadores positivos, el ministro ha reconocido también que hay aspectos "negativos" en la economía española, entre los que ha destacado el nivel de desempleo, que ha calificado de "situación dramática" que hace que en este momento sea "difícil" hablar de recuperación.

También ha citado como factor negativo el nivel de consumo, que sigue siendo "muy débil" y en el que no se aprecian signos de recuperación.

En cuanto a la financiación, Soria ha señalado que sólo ha mejorado para las grandes empresas del Ibex, pero sigue sin llegar a las pequeñas y medianas empresas.

Como contrapunto, el ministro ha mencionado el "esfuerzo titánico" para mejorar la confianza y sentar las bases de la recuperación económica con la bajada del déficit público.

Ha señalado que el actual Gobierno ha conseguido rebajar el déficit del 9,3 al 6,98 por ciento y ha recordado que lo ha hecho en parte con un aumento de la presión fiscal, aunque ha precisado que de esta manera sólo se ha rebajado un tercio, mientras los dos tercios restantes corresponden al "ajuste del gasto público".

En este sentido, ha reconocido el esfuerzo de todas las administraciones y ha destacado un ajuste del presupuesto de la administración general del Estado, que en el caso del Ministerio de Industria ha supuesto pasar de una dotación económica de 5.300 millones de euros en 2011 a 2.900 este año.

Soria se ha referido al sector de la automoción como uno de los más importantes por el volumen de empleo que genera y por su valor añadido bruto y ha considerado el sector de las telecomunicaciones como un "tractor" de la economía mundial que también debe serlo en España.

EL ministro ha destacado en relación con esta cuestión la inminente puesta en servicio en España de la telefonía móvil de cuarta generación por parte de varias operadoras.

Ha señalado que dos sentencias del Tribunal Supremo suponen la anulación de nueve asignaciones de canales de TDT y eso facilita que quede libre espacio para la nueva tecnología móvil, que el Gobierno pretendía que comenzara a funcionar el 1 de enero de 2014, un año antes de la recomendación europea.

Sin embargo, ha afirmado que algunos operadores ya han anunciado su intención de adelantar su implantación de la telefonía de cuarta generación.

Ha detallado que Vodafone ha anunciado su previsión de comenzar la implantación el 30 de mayo, Orange en julio y Yoigo en el mes de agosto.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha