eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La jefa de la oficina fiscal que controló a los conservadores se rehúsa responder en el Congreso

- PUBLICIDAD -
La jefa de la oficina fiscal que controló a los conservadores se rehúsa responder en el Congreso

La jefa de la oficina fiscal que controló a los conservadores se rehúsa responder en el Congreso

La estadounidense Lois Lerner, jefa de la oficina fiscal (IRS) en Cincinatti (Ohio) que efectuó un excesivo escrutinio a grupos conservadores, se negó hoy a testificar en una audiencia ante el comité la Cámara Baja que investiga el escándalo y abandonó la sala.

Lerner invocó su derecho a la quinta enmienda de la Constitución estadounidense, que permite abstenerse de testificar contra uno mismo en un procedimiento, al comparecer ante el Comité de Supervisión del Gobierno de la Cámara de Representantes.

"Miembros de este Comité me han acusado de proporcionar información falsa", dijo Lerner. "No he hecho nada mal. No he infringido ninguna ley, no he violado ninguna regla ni regulación, y no he proporcionado información falsa a este o ningún otro comité", aseguró.

"Mi asesor legal me ha recomendado no responder ninguna pregunta relacionada con este asunto", continuó. "Sé que al acogerme a este derecho mucha gente pensará que he hecho algo mal. No es así", dijo, para añadir que es inocente y por eso invoca la quinta enmienda.

El hecho de que Lerner ofreciera esa explicación antes de negarse a responder preguntas fue interpretado por varios legisladores republicanos del comité como una renuncia al mismo derecho que la funcionaria quería invocar, por lo que trataron de interrogarla.

"Usted ya ha dado testimonio a este comité esta mañana, para defender su inocencia. En este punto, creo que ha renunciado a su derecho", indicó el presidente del Comité, el republicano Darrell Issa.

Con él coincidieron sus correligionarios Patrick McHenry y Trey Gowdy, quien afirmó que Lerner debía "quedarse aquí y responder las preguntas".

No estuvo de acuerdo el demócrata Elijah Cummings, el segundo en el rango del comité, que recordó que el Congreso "no es una corte federal" (de justicia) y debe aceptar la voluntad de sus testigos.

Issa trató entonces de limitar el tipo de preguntas que los congresistas podían plantear a Lerner, pero ella insistió en que hoy no respondería "ninguna".

"No me queda otra opción que excusar a la testigo mientras examinamos si se ha renunciado en efecto al derecho de la quinta enmienda", señaló Issa, tras lo que Lerner abandonó la sala.

El comité considera a Lerner una testigo clave en su investigación de las prácticas reveladas la semana pasada, según las cuales la agencia tributaria endureció desde 2010 su supervisión a grupos cuyos nombres incluían palabras como "Tea Party" o "patriota" y que habían solicitado una exención de impuestos.

El congresista demócrata Stephen Lynch advirtió hoy que si el comité sigue sin obtener respuestas sobre el origen y responsabilidad del polémico asunto, "no tendremos otra alternativa que nombrar a un fiscal especial" para que inicie una investigación formal.

En la audiencia de hoy testificaron además el inspector general del Tesoro, Russell George, el exdirector del IRS Douglas Shulman y el subdirector del Tesoro, Neal Wolin.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha