eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La oposición consigue apoyo suficiente para abrir una investigación contra Petrobras

- PUBLICIDAD -
Petrobras confirma que toda su dirección será sustituida

Petrobras confirma que toda su dirección será sustituida

La oposición al Gobierno brasileño, que desde el año pasado presionaba por la apertura de una investigación sobre el gigantesco escándalo de corrupción en la petrolera estatal Petrobras, consiguió las firmas necesarias para presentar su solicitud, informó hoy la Cámara Baja.

Los principales partidos de la oposición presentaron en la noche del martes una petición oficial para que sea instalada una Comisión Parlamentaria de Investigación (CPI) en la Cámara de los Diputados que se dedique a verificar las denuncias sobre desvíos de recursos en Petrobras, la mayor empresa de Brasil.

La solicitud de la oposición coincidió con la confirmación de la renuncia de la presidenta de la compañía, María das Graças Foster, y de los otros cinco miembros de la dirección de la empresa, cuyos sustitutos serán anunciados el próximo viernes.

La Cámara Baja informó hoy de que la petición de la oposición para la apertura de la investigación cuenta con 186 firmas, por encima de las 171 necesarias.

El agravamiento de la crisis de Petrobras permitió que varios diputados de partidos oficialistas también respaldasen la solicitud.

"El drama de Petrobras es tan grave que sensibilizó a diputados de la base oficialista, que nos ayudaron a superar el número mínimo de firmas exigido por el reglamento", afirmó el diputado Otavio Leite, vocero del opositor Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB).

La oposición se propone crear una nueva CPI, una comisión con amplios poderes para convocar testigos y aprobar la suspensión del secreto bancario, fiscal o telefónico de cualquier acusado.

El año pasado el Senado y la Cámara de los Diputados investigaron a Petrobras con una CPI que fue controlada por legisladores oficialistas y concluyó sin resultados importantes.

La crisis en Petrobras obligó a la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, a aceptar la renuncia de Foster, con la que tiene una antigua amistad y a la que se negaba a destituir pese a diferentes presiones.

El escándalo de Petrobras se refiere a delitos como sobreprecios de obras, tráfico de influencias y pago de sobornos durante al menos una década, por el cual están detenidos tres exdirectores de la petrolera y los dirigentes de varias contratistas de la estatal.

Según la Fiscalía, los recursos desviados eran distribuidos entre partidos políticos, principalmente el Partido de los Trabajadores (PT) de Rousseff y otros de la alianza oficialista.

Petrobras presentó la pasada semana los resultados financieros del tercer trimestre de 2014, pero excluyó de su balance las pérdidas causadas por desvíos en el seno de la estatal, que cuenta con 85.000 trabajadores.

No obstante, la compañía estimó que sus activos fueron sobrevalorados en 88.600 millones de reales (34.500 millones de dólares) por el aumento del precio de 31 contratos con constructoras y proveedores entre 2004 y 2012.

Esa cifra, sin embargo, incluye la apreciación de los activos provocada por variables como la tasa de cambio y otras y no tiene en cuenta las pérdidas derivadas del pago de sobornos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha