eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La patronal británica pide un acuerdo de transición en otoño ante el "brexit"

- PUBLICIDAD -
La patronal británica pide un acuerdo de transición en otoño ante el "brexit"

La patronal británica pide un acuerdo de transición en otoño ante el "brexit"

La directora general de la patronal británica CBI, Carolyn Fairbairn, urgió hoy a llegar en octubre o noviembre a un acuerdo de transición que dé tiempo a las compañías para adaptarse a la nueva relación entre la Unión Europea y Reino Unido una vez se consume el "brexit".

"Nuestra recomendación es que se cierre rápido un acuerdo de transición sujeto a alcanzar un esquema de las cláusulas esenciales del acuerdo (sobre la futura relación) a finales de marzo" de 2019, dijo Fairbairn en un encuentro con varios medios de comunicación en Bruselas.

Fairbairn señaló que "octubre o noviembre" de este año "sería el momento adecuado" para sellar este acuerdo desde el punto de vista de las empresas.

La idea es que para el 29 de marzo de 2019, fecha prevista para el fin de las negociaciones del "brexit", se conozca al menos la "forma general" de acuerdo que regirá la relación futura entre el Reino Unido y la UE y que el periodo de transición permita a las empresas a uno y otro lado del Canal de la Mancha adaptarse a los cambios antes de que este entre definitivamente en vigor, explicó.

Para la Confederación de la Industria Británica (CBI) lo ideal sería que durante el periodo de transición la empresas británicas siguiesen teniendo acceso al mercado interior y la unión aduanera europeas o, en su defecto, que la situación fuese lo más "idéntica" posible a la actual para limitar la incertidumbre.

"Conforme avanza el reloj hacia el 29 de marzo, nuestros miembros están cada vez más preocupados por el riesgo de que no haya acuerdo o de un salto al vacío", afirmó Fairbairn, quien insistió en que la ausencia de un pacto sería "tremendamente perjudicial" para ambas partes.

La patronal confía en que Bruselas y Londres sean capaces de conseguir hasta otoño "progresos suficientes" en materia de derechos de los ciudadanos británicos en la UE y comunitarios en Reino Unido, del acuerdo financiero de salida y sobre Irlanda del Norte, una condición indispensable para empezar a debatir sobre la futura relación.

"Nos ha animado que haya una oferta sobre ciudadanos sobre la mesa y una conversación adecuada sobre ella, que está habiendo diálogo", dijo Fairbairn en referencia a la segunda ronda de negociación entre ambas partes que se celebró la semana pasada en Bruselas.

Además, apunta que tras las elecciones en Reino Unido, el Gobierno muestra "mucha más voluntad" de cooperar con las empresas y es "mucho menos" políticamente sensible proponer un acuerdo de transición, algo que era "muy difícil" hace seis meses.

Fairbairn advirtió de que en otoño empezarán a notarse más los efectos del "brexit" sobre la economía, tanto en Reino Unido como en la UE, y subrayó que las empresas ya están retrasando decisiones de inversión.

Muchas firmas, especialmente las financieras, ya están elaborando planes de contingencia, algo que se incrementará a principios de 2018, mientras "preocupa" especialmente la situación de las pymes, que tienen más dificultades para planificar.

"La transición sería muy útil porque eliminaría toda esta urgencia", dijo Fairbairn.

De cara al futuro, abogó por que la UE y Reino Unido sellen un "amplio" acuerdo de libre comercio "a medida", dado que la relación que mantienen hoy ambas partes va más lejos de lo que ofrece cualquier acuerdo comercial sellado con un tercer país.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha