eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Los portugueses siguen dispuestos a hacer sacrificios, según el Gobierno luso

- PUBLICIDAD -

El ministro de Finanzas portugués, Vítor Gaspar, defendió que los portugueses conservan su "disponibilidad para hacer esfuerzos y sacrificios" con el fin de superar la crisis y cumplir con el programa de ajustes pactado con la troika.

Es disponibilidad la expresó Gaspar, el titular de la cartera de mas peso en el Ejecutivo portugués, en una entrevista que publica hoy el "Diário de Notícias", en la que insistió en los beneficios de la nueva batería de ajustes, que en la práctica supondrán recortes a pensionistas y funcionarios, y un incremento de la carga fiscal.

Gaspar fue el encargado de presentar ayer en rueda de prensa una serie de ajustes que implementará el Gobierno luso en 2013 con el objetivo de reducir su déficit público hasta el 4,5 % del PIB.

La medida más polémica fue anunciada el pasado viernes por el primer ministro luso, Pedro Passos Coelho, que informó de que se reducirá la contribución que las empresas realizan a la Seguridad Social por cada uno de sus trabajadores en 5,75 puntos y se elevará 7 puntos la de cada empleado, situándose ambas en el 18 %.

El propio ministro de Finanzas admitió que esta medida puede generar "efectos negativos sobre algunos componentes de la demanda a corto plazo", aunque incidió en que serán compensados sobradamente gracias a la mejora de la competitividad que supondrá para las compañías lusas.

De hecho, recordó que el problema que más preocupa a los ciudadanos es el desempleo (que se disparará este año en más de tres puntos, hasta superar el 15 %), y subrayó el impacto positivo que supondrá en materia de empleo reducir las contribuciones a la Seguridad Social de las empresas.

"Es absolutamente decisivo que las medidas y el esfuerzo de ajuste necesarios en esta situación de crisis y emergencia nacional sean compartidos y considerados como suyos por la larga mayoría de los portugueses", recalcó Gaspar.

Pese a las fuertes críticas que han recibido los nuevos ajustes propuestos por el Ejecutivo de los partidos de la oposición, sindicatos e incluso de influyentes analistas lusos, Gaspar rechazó la idea de que con estos recortes se rompa el consenso existente hasta ahora en torno al acuerdo firmado con la troika en abril de 2011 a cambio del rescate financiero de Portugal.

"El consenso que existía en junio de 2011 -cuando se celebraron las últimas elecciones legislativas- es fuerte en la sociedad portuguesa todavía hoy, y por eso es preciso continuar trabajando", incidió.

En este sentido, aseguró que no existe alternativa posible a este programa de ajuste, y advirtió de las "dramáticas consecuencias" que supondría para el país no tener éxito en la ejecución de este plan.

El titular de Finanzas afirmó además que el ajuste presupuestario deberá ser más fuerte del previsto inicialmente en 2013, 2014 y 2015, y anticipó la adopción de nuevas medidas de austeridad en Sanidad y Educación, tal y como figura en el acuerdo firmado con la troika.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha