eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Los sindicatos de la filial francesa de Fagor inquietos por su futuro

- PUBLICIDAD -
Mondragón busca reinventarse arrastrada por la crisis de Fagor y Eroski

Mondragón busca reinventarse arrastrada por la crisis de Fagor y Eroski

Los sindicatos de FagorBrandt, filial francesa del grupo español de electrodomésticos, mostraron hoy su inquietud por el futuro del grupo, después de que un solo inversor se mostrara interesado en comprar el conjunto de la empresa, en suspensión de pagos desde noviembre pasado.

Otras tres multinacionales expresaron su deseo de retomar parcialmente la filial de Fagor, que explota cuatro plantas en Francia y que emplea a 1.800 trabajadores.

Pero solo el conglomerado argelino Cevital apostó por hacerse con el conjunto de FagorBrandt, aunque precisó que sus planes pasan por proceder a suprimir 600 empleos.

Un segundo grupo, cuyo nombre no fue precisado, prescindiría de la mitad de la plantilla del fabricante de electrodomésticos, que tiene el 15 por ciento del mercado francés.

Los otros dos grupos solo se interesaron por plantas aisladas, sin hacer una oferta general.

Así se lo comunicó anoche la administradora judicial del grupo a los sindicatos, toda vez que ayer acababa el plazo para presentar candidaturas de compra.

El próximo miércoles, los administradores comunicarán los detalles de las diferentes ofertas.

Según los sindicatos, 28 grupos se interesaron en la compra de FagorBrandt, aunque los administradores judiciales solo retuvieron cuatro.

Según el diario "Le Figaro", las principales multinacionales del sector de los electrodomésticos, que un principio mostraron su interés en hacerse con las actividades en Francia de Fagor, renunciaron ante la complejidad administrativa de la empresa.

Buena parte de sus marcas están en manos de otra filial de Fagor, mientras que el grupo tiene vínculos en Irlanda y Polonia, lo que complica el gobierno de la empresa, indica el diario.

Cevital es el grupo que, de forma pública, más interés había mostrado en hacerse con FagorBrandt, donde asegura querer invertir 100 millones de euros.

No es la primera vez que este conglomerado empresarial argelino, con vínculos en sectores como de la siderúrgica, la venta de automóviles, la energía eléctrica y la gran distribución, trata de hacerse con una empresa francesa en dificultades financieras.

Trató de hacerse con el grupo alimentario Doux y lo consiguió con el líder galo de puertas y ventanas de PVC Oxxo, que acabó comprando en junio pasado cuando estaba al borde de la quiebra.

El futuro de FagorBrandt está pendiente de que se acepte una de estas ofertas, después de que la empresa, al igual que la casa madre española, se declarara en suspensión de pagos, lo que le situó bajo una administración judicial.

La actividad se retomó el mes pasado de forma parcial gracias a una inyección gubernamental de 10 millones de euros y a la refinanciación de parte de su deuda con los productos almacenados como garantía.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha