eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El mal tiempo en Ávila hace a las tunas cambiar el pasacalles por el "pasabares"

- PUBLICIDAD -
El mal tiempo en Ávila hace a las tunas cambiar el pasacalles por el "pasabares"

El mal tiempo en Ávila hace a las tunas cambiar el pasacalles por el "pasabares"

Las adversas condiciones meteorológicas han hecho que los 208 participantes en XXXI Certamen Nacional de Tunas de Magisterio que se desarrolla este fin de semana en Ávila hayan cambiado el pasacalles previsto por el centro de la ciudad por lo que han denominado "pasabares".

La lluvia persistente ha obligado a los organizadores a suspender la concentración y pasacalles previsto por el casco histórico de la capital abulense, aunque los tunos no han abandonado su atuendo característico y sus instrumentos en esta jornada desapacible.

Pese a no poder realizar el trayecto que separa las plazas de Santa Teresa y Mercado Chico, los participantes en esta concentración se han hecho notar por los céntricos establecimientos de Ávila en los que han puesto la nota de color con el clásico sonido estudiantil.

Como ha dicho uno de los 208 participantes en este certamen que el próximo año se celebrará en Málaga: "No pasa nada, sustituimos el pasacalles por el pasabares".

Dicho y hecho, ya que las guitarras, panderetas, laúdes, bandurrias y acordeones se han dejado escuchar por los establecimientos más céntricos de Ávila, después de que en la noche de ayer la ronda al balcón también se celebrara a cubierto en el palacio de los Serrano.

Esta tarde, también bajo techo, se desarrollará en el Auditorio Municipal de San Francisco una actuación musical de 25 minutos, para que cada tuna demuestre todo su repertorio y la calidad musical y vocal de sus integrantes.

Los participantes en este XXXI Certamen Nacional de Tunas de Magisterio proceden de nueve provincias españolas, entre ellas Ávila, organizadora de esta edición que cuenta con la colaboración del Ayuntamiento de Ávila, la Universidad de Salamanca (USAL), la Fundación Caja de Ávila y la Junta de Castilla y León.

La capital abulense ha acogido esta cita por tercera vez, después de haberla organizado en 1994 y 2006, y junto a la Tuna de Magisterio de Ávila, también han participado las de Burgos, Cáceres, Castellón, Málaga, Santander, Segovia, Sevilla y Murcia.

El jefe de la tuna de Ávila, David Bermejo, ha mostrado a los periodistas su satisfacción por este evento, aunque se ha lamentado por la adversa meteorología que, no obstante, no ha evitado que los 208 tunos, algunos disfrazados de mujer, hayan puesto colorido a la desapacible mañana de Ávila.

Bermejo ha reconocido que no existe relevo generacional en las tunas y ha defendido que para ser tuno sólo se requiere tener "ganas de divertirse", sin que haga falta ser "un virtuoso de la música".

Respecto al repertorio, ha comentado de forma irónica, que aunque parezca extraño, la canción que más les solicitan es "Clavelitos", un tema que pueden llegar a interpretar "seis o siete veces por noche", aunque también otras canciones tienen su éxito como "Las cintas de mi capa" o "Fonseca".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha