eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El cerco vuelve al Golfo en busca de boquerones y con las sardinas vetadas

- PUBLICIDAD -
El cerco vuelve al Golfo en busca de boquerones y con las sardinas vetadas

El cerco vuelve al Golfo en busca de boquerones y con las sardinas vetadas

Francisco Carrillo ha madrugado hoy para preparar la vuelta a la actividad del "Antonio el Moro", el pesquero en el que trabaja en el Golfo de Cádiz, que desde mañana podrá volver a descargar boquerones, aunque las sardinas, por ahora, son mercancía prohibida.

Su barco saldrá mañana a la mar, aunque su actividad se inicia esta tarde, con la carga del hielo y la puesta a punto del motor, entre otros trabajos que se ultiman amarrados a puerto antes de volver al trabajo.

Y es que el sector de cerco del Golfo de Cádiz vuelve a faenar desde la próxima madrugada, aunque los 87 barcos que componen la flota en este caladero solo podrán capturar boquerones, mientras sus representantes negocian cuotas de sardina para aplicarlas desde el 2 de marzo.

Ese día, los pescadores podrán volver a faenar capturando todo lo que caiga en sus redes, pero de momento solo se permite desde el Ministerio de Agricultura y Pesca que se cojan mil toneladas al mes, distribuidas entre todos los buques en aguas españolas, incluidos los que proceden de Portugal y pueden usar caladeros nacionales.

Los pescadores saldrán la próxima madrugada "a realizar una faena muy dura, mal pagada, y con muchos sinsabores", como explica Carrillo a Efe, que recuerda como anécdota que los barcos pueden faenar desde hoy -1 de febrero-, pero la casualidad ha querido que sea domingo, lo que impide legalmente que se puedan echar las redes.

No obstante, el "Antonio el Moro" ya tiene todo preparado en el puerto de Isla Cristina, igual que los 22 barcos restantes de cerco que componen la flota de este puerto, que tiene la lonja en fresco más importante de Andalucía.

El presidente de la Cofradía de Pescadores, Mariano García, explica a Efe que puede que todos los barcos no salgan a faenar, ya que depende de multitud de factores, como la rentabilidad que puedan tener las capturas, de modo que calcula que "sólo la mitad finalmente se echen a la mar.

Los pesqueros saldrán con un ojo puesto en las redes y otro en el calendario, ya que el próximo 12 de febrero se ha convocado a sus representantes en Madrid, con el fin de clarificar el reparto de las cuotas de sardina para todos los caladeros españoles, y de ahí se esperan sacar mejores resultados de los que, hasta ahora, se están consiguiendo.

De momento, el Gobierno establece un tope de capturas para la flota del Atlántico según el cual los pescadores de España y de Portugal podrán capturar en toda la campaña de 2015 hasta un máximo de 19.005 toneladas, y de esa cuota, la flota española obtiene mil toneladas mensuales, que utilizarán los barcos del Golfo de Cádiz, Cantábrico y noroeste.

Francisco Carrillo no lo entiende: "Nos prohíben coger sardinas precisamente ahora que la mar tiene de sobra, y nos ponen en una situación que casi nos lleva cada día a calcular si nos conviene echarnos a faenar", lamenta, a la vez que entiende que los propios pescadores son los que mejor pueden regular la pesca en este caladero.

"Ya son más de doce años que nos regulamos nosotros mismos, y nunca hemos tenido problemas, y solo hay que ver que no solo no faltan sardinas y boquerones, sino que en el Golfo de Cádiz cada vez hay más", asegura.

Con esos condicionantes, los 18 metros de eslora del "Antonio el Moro" se dirigirán a alta mar la próxima madrugada, mientras que otros compañeros esperarán resultados de las reuniones previstas y algunos dejarán los barcos en el dique seco, para ponerlos a punto y sacarlos a la mar con las máximas garantías a partir del próximo 2 de marzo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha