eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Las ‘vidas’ del reciclaje

Ecoembes ofrece formación y prácticas laborales en gestión de residuos a personas en riesgo de exclusión social, principalmente reclusos.

Más de 2.000 personas han participado en este programa social que nació como experiencia piloto el pasado 2013.

Este proyecto en el que colaboran centros de integración social y penitenciarios, ONG y empresas ha impulsado la contratación de un 37% de los participantes.

- PUBLICIDAD -
Proyecto Reciclar para cambiar vidas. / Foto: Ecoembes

Integrantes del proyecto Reciclar para cambiar vidas. Foto: Ecoembes

El reciclaje va mucho más allá de la acción de tirar los envases al contenedor correcto. Va de segundas oportunidades. Y no solo de los residuos. Hace tres años Ecoembes lanzó un proyecto piloto de inserción laboral dirigido a personas en riesgo de exclusión social que ya ha servido de trampolín vital a unas 2.000 personas.

‘Reciclar para cambiar vidas’ nació en los talleres de reciclaje que Ecoembes impartía en los centros penitenciarios españoles para la correcta gestión de los envases. Con esta iniciativa se va más allá de la sensibilización y se crean puestos de trabajo internos -dos o tres por centro- dedicados a la gestión de los residuos para su reciclaje. Se trata de empleos remunerados que cotizan a la seguridad social y que se valoran positivamente en la revisión de penas.

Capacitar a personas en riesgo de exclusión social, principalmente internos, para impulsar su acceso al mercado laboral es el objetivo principal del programa en el que colaboran centros de integración social, penitenciarios, ONG y empresas. Un 37% de los participantes de ‘Reciclar para cambiar vidas’ ha conseguido un empleo dentro del sector verde.

Son muchas las oportunidades laborales que hay en el reciclaje. Por eso, este proyecto ofrece una completa formación en gestión de residuos además de experiencia laboral, lo que abre la posibilidad real de una futura contratación. Estos nuevos conocimientos orientados al empleo son las claves de este plan que ha brindado motivación a personas privadas de libertad, así como a otros colectivos en situación de exclusión social, que necesitan apoyos para volver a integrarse en la sociedad.

Segundas oportunidades

“Me han dado una segunda oportunidad, ya me siento una persona normal”, cuenta Laura, una madre sevillana de 37 años que tras dos años y medio en paro ha vuelto al mercado laboral gracias al reciclaje.

Trabaja en una planta de selección, separando los films de color de los transparentes y el papel del cartón y, a pesar de estar todo el día de pie y de que el olor a veces es algo desagradable, está feliz. Como ella, 2.000 personas han pasado por el programa de reinserción laboral en el que trabajan conjuntamente Ecoembes, la Entidad Estatal de Trabajo Penitenciario y Formación para el Empleo, la Fundación Trinijove y Fundación Integra y empresas.

A final de año habrá 800 personas más formadas en gestión de residuos y, de ellas, unas 50 desarrollarán prácticas en empresas, según los organizadores. A través de las nuevas capacidades y conocimientos orientados al empleo, este proyecto social quiere ayudar a personas vulnerables a recuperar la normalidad para integrarse en la sociedad y construir un futuro mejor.

- PUBLICIDAD -