eldiario.es

Menú

Citroën C4 Cactus OneTone: todo al blanco… o al negro

La marca francesa actualiza la gama C4 Cactus con el lanzamiento de la serie especial OneTone

- PUBLICIDAD -
El nuevo OneTone está disponibel en dos colores, blanco y negro.

El nuevo C4 Cactus OneTone está disponibel en dos colores, blanco y negro.

Para hacerse notar. En este eslogan del reciente spot publicitario de Citroën se resumen a la perfección las intenciones de la recién lanzada serie especial One Tone del C4 Cactus: una apuesta fuerte por el negro, en carrocería y detalles, para el OneTone Black; y lo opuesto, el poderío del blanco, en el OneTone White.

En el anuncio, una niña con cara de no haber roto nunca un plato comparece para una audición ante el jurado de un concurso de talentos. Para sorpresa general, la pequeña interpreta un tema hard rock. Como ella, el C4 Cactus OneTone mantiene todo su carácter bajo su nueva vestimenta de un solo tono: blanco o negro.

El color dominante se extiende a carrocería, airbump (las peculiares protecciones características del Cactus y, ya, de otros modelos de Citroën) y llantas, si bien el nuevo diseño conserva el carácter original de este modelo icónico de la marca francesa al mismo tiempo que aumenta la capacidad de responder y adaptarse a los gustos y al estilo de vida de las personas que lo eligen.

La primera de las declinaciones de esta serie especial, OneTone Black, supone un canto al color que se asocia de manera tradicional a la elegancia, pero también al misterio y a las tendencias musicales más rockeras. En este caso, el look oscuro se adueña de la carrocería, las llantas de 17 pulgadas Cross y los airbump, además de las barras de techo y las carcasas de los retrovisores exteriores.

C4 Cactus OneTone White.

C4 Cactus OneTone White.

De forma paralela, quienes identifican la belleza con la luminosidad y el blanco encuentran su Cactus ideal en la versión OneTone White, que cuenta con carrocería, llantas Cross de 17”, barras de techo y carcasas de los retrovisores en ese color. Para conseguir un mínimo, pero atractivo contraste con el blanco general, los airbump de esta variante son de color duna.

En ambos casos, el C4 Cactus OneTone dispone de un extenso equipamiento que comprende sensores de aparcamiento delanteros y traseros, climatizador automático, lunas traseras tintadas, navegador en pantalla táctil, sistema de audio con sonido espacial, retrovisores exteriores térmicos y equipo de tecnología y seguridad integrado en la Citroën Connect Box.

La serie especial OneTone está disponible con la caja de cambios automática de seis velocidades EAT6, que se puede asociar al motor de gasolina PureTech de 110 caballos S&S, en acabado Shine, para otorgar aún más agrado de conducción a este propulsor que ha obtenido el prestigioso galardón Engine of the Year por sus prestaciones.

Junto al motor de gasolina PureTech, el Cactus OneTone puede equiparse asimismo con un motor diésel BlueHDi que desarrolla 100 caballos de potencia.

- PUBLICIDAD -