eldiario.es

Menú

DS 7 Crossback, el lujo francés ‘comme il faut’

El nuevo modelo de la marca DS, un todocamino de tamaño mediano, nace con el objetivo de plantar cara a vehículos de diversos fabricantes premium

- PUBLICIDAD -
El DS 7 Crossback llegará a los concesionarios en febrero de 2018.

El DS 7 Crossback llegará a los concesionarios en febrero de 2018.

La visión del lujo varía en función de las culturas y hasta de los países, y de forma paralela los fabricantes dan su propia interpretación de ese concepto con arreglo a patrones íntimamente relacionados con sus orígenes. No es lo mismo el lujo recargado que gusta en algunos mercados orientales que el minimalista que se atribuye a los escandinavos o el austero en el que brillan los alemanes.

El lujo francés, por su parte, se asocia no solo a calidad de materiales, sino también a sofisticación y estilo que remiten a la alta costura y a los perfumes más embriagadores. En esta liga es donde pretende jugar el nuevo modelo de la marca DS, un todocamino de tamaño mediano que nace con el audaz propósito de plantar cara a vehículos de diversos fabricantes premium.

Frente a los BMW X3, Audi Q5 o Volvo XC60, el DS 7 Crossback ofrece ante todo experiencias para los sentidos en un habitáculo cuidado hasta en los detalles más nimios. Así como lo habitual en otros modelos es elegir un nivel de equipamiento, aquí se propone, además de eso, escoger entre inspiraciones (inspiradas a su vez en diferentes barrios de París) con la que configurar un interior completamente al gusto del usuario.

Bastille, Rivoli y Opéra, además de la más deportiva DS Performance Line, son de momento las opciones para crear esa atmósfera a la medida por medio de colores y recubrimientos diferentes de cuero, textil o alcántara y acabados de guilloché, entre otros muchos detalles.

Interior del DS 7 Crossback en acabado Bastille.

Interior del DS 7 Crossback en acabado Bastille.

Por fuera, el modelo con el que DS pretende despegar como marca pujante e independiente dentro del Grupo PSA luce unas líneas esbeltas y atractivas. Mide 4,57 metros de longitud, ofrece unas plazas traseras amplias para dos o tres pasajeros y dispone de un maletero más que capaz que cubica 555 litros.

El Crossback llega a los concesionarios a partir de febrero de 2018, en principio con dos motores diésel BlueHDi, de 130 y 180 caballos, y uno de gasolina PureTech de 225 caballos, al que se sumará en octubre otro propulsor de 180 CV. La gama se completará en la segunda mitad de 2019 con una versión híbrida enchufable (E-Tense 4x4) de 300 CV y 50 kilómetros de autonomía en modo 100% eléctrico, variante que se lanzará con una inspiración asociada que se llamará DS Faubourg.

Las cajas de cambios disponibles son una manual de seis velocidades, para las motorizaciones menos potentes, y otra transmisión automática de ocho marchas (EAT8) de desarrollo completamente nuevo.

El DS 7 Crossback no ofrece solo sofisticación, sino también un despliegue de tecnología que incluye un sistema de visión nocturna mediante cámara de infrarrojos que localiza y muestra al conductor las personas o animales que se acercan al vehículo en la oscuridad.

El modelo estrena también suspensión activa, tecnología que regula la respuesta de los amortiguadores de manera constante en función de la información de una cámara que monitoriza las irregularidades de la carretera antes de que el vehículo pase por ellas. 

En cuanto a los precios, oscilan entre los 32.950 euros de la versión BlueHDi de 130 caballos en acabado Be Chic y los 52.750 euros del PureTech de 225 caballos y cambio automático EAT8 de la edición limitada La Première, tarifas todas ellas que contarán con un descuento de 1.000 euros en el momento del lanzamiento. El DS 7 Crossback E-Tense 4x4 comenzará a venderse con otra serie especial que costará en España unos 62.500 euros.

- PUBLICIDAD -