eldiario.es

Menú

Volvo XC40, el SUV que podrás usar y pagar como si fuera un móvil

Con el lanzamiento del nuevo XC40, la marca de Gotemburgo ha puesto en marcha un novedoso método de pago que permitirá a los compradores olvidarse de abonar el seguro, las tasas o el mantenimiento

- PUBLICIDAD -
Con el nuevo XC40 Volvo entra de lleno en el segmento más dinámico del mercado, el de los SUV.

Con el nuevo XC40 Volvo entra de lleno en el segmento más dinámico del mercado, el de los SUV.

Los ocho años transcurridos desde la adquisición de Volvo, entonces en una situación económica sumamente delicada, por el gigante chino Geely han resultado lo mejor que podía pasarle a la marca de Gotemburgo. Geely ha sabido respetar la independencia de Volvo, otorgándole la estabilidad financiera para que siga haciendo su trabajo: fabricar coches de buena factura, seguros y, en los últimos tiempos, también muy atractivos y punteros en tecnología.

Con el nuevo XC40, un todocamino compacto de 4,43 metros, el fabricante entra en liza en el segmento más dinámico del mercado, y de forma más concreta en la parte alta de ese nicho ya gigantesco en la que militan modelos premium como los Mercedes GLA, Range Rover Evoque, Audi Q3 y BMW X1.

Pero este no es el único desafío al que se enfrenta el recién nacido. Volvo se ha marcado el objetivo de vender 800.000 unidades en todo el mundo en 2020, de las cuales alrededor de 125.000 debería aportarlas el XC40. Recordemos que el año pasado entregó 534.000 vehículos, de los que la mitad larga fue a parar a Europa occidental.

A pesar de todo ello, la firma sueca fía el éxito de su SUV a una fórmula que dista de ser una compra al uso y se sitúa mucho más cerca del renting y del leasing, el sistema Care by Volvo. Se trata de una modalidad de suscripción muy similar a la que muchos usuarios utilizan para disponer de un teléfono móvil: pagar una cuota mensual fija que, en este caso, serán 699 euros en todos los países de la Eurozona.

El nuevo XC40 llega para competir con el Mercedes GLA, Range Rover Evoque, Audi Q3 y BMW X1.

El nuevo XC40 llega para competir con el Mercedes GLA, Range Rover Evoque, Audi Q3 y BMW X1.

Care by Volvo contempla el cambio de vehículo cada 24 meses sin que el cliente tenga que preocuparse de nada, ni seguro ni mantenimiento ni, por supuesto, de pagar una entrada o una abultada cuota final. Va a estar disponible desde la comercialización del vehículo en países como España, Suecia, Reino Unido, Alemania, Italia, Noruega, Polonia y Estados Unidos.

El XC40 llega también con su propio sistema de car sharing bajo el brazo, pues está previsto que el conductor de este coche pueda compartir su uso con amigos, familiares o quien le plazca mediante la app Volvo on Call, que se suministrará de serie a los clientes de Care by Volvo. La marca se despide, pues, de la llave física para sustituirla por una llave digital asociada al teléfono móvil.

Por lo demás, el XC40 luce un diseño que ha buscado alejarse de manera deliberada del de sus hermanos mayores, los XC60 y XC90, de manera que ofrezca una personalidad propia. Así, aunque el lenguaje estético es común a todos ellos, disfruta de elementos distintivos como el techo en un color diferente de la carrocería o un parabrisas con una marcada inclinación.

En el interior, Volvo estrena soluciones novedosas como un gancho abatible para colgar pequeñas bolsas y una papelera desmontable en la consola central, además de un emplazamiento específico para la carga inductiva de teléfonos y mayor espacio para objetos en las puertas.

A la espera de las versiones híbridas y eléctricas, y de un nuevo propulsor de tres cilindros, el XC40 se estrena con un motor diésel de 190 CV y el T5 de gasolina, de 250 CV, ambos asociados a un cambio automático de 8 marchas y tracción total. La horquilla de precios abarca de los 42.200 a los 49.349 euros.

- PUBLICIDAD -