eldiario.es

Menú

El nuevo Renault Koleos, irreconocible y lujoso

Casi nada, solo el nombre, queda del primer Koleos en el modelo que Renault acaba de presentar: su tamaño es muy superior, y sobre todo lo son sus aspiraciones.

Estética exterior, refinamiento y capacidad interior, y una batería de asistentes en seguridad completan la reformulación del nuevo gran SUV francés.

- PUBLICIDAD -
Nuevo Renault Koleos.

Nuevo Renault Koleos.

Pocos de los que vean el nuevo Koleos reconocerán en él el todocamino que fue. Reemplazado por el Kadjar, se vendió entre 2008 y 2015 y siempre demostró un buen compromiso entre uso en carretera y fuera de ella. Con una longitud de 4,52 metros, presentaba como elemento distintivo una zaga poco afortunada estéticamente para la mayoría de aquellos que expresaban su opinión.

Casi nada, solo el nombre, queda de aquel Koleos en el modelo que Renault acaba de presentar en Helsinki y alrededores. Su tamaño es muy superior, 4,67 metros, de manera que cierra por arriba la gama de SUV de la marca (en este orden: Captur, Kadjar, Koleos), y sobre todo lo son sus aspiraciones. Aquí de lo que se trata es de agasajar a los pasajeros ofreciéndoles un elevado confort de marcha y un espacio interior fuera de lo común.

El maletero tampoco se queda atrás con sus 579 litros de capacidad hasta la cortinilla y 831 hasta el techo. Para acceder a él y para cerrarlo se dispone ahora de un portón manos libres que se acciona automáticamente pasando el pie por debajo del voladizo trasero.

Estética más robusta que en el anterior Koleos.

Estética más robusta que en el anterior Koleos.

La estética es de mayor robustez que en el primer Koleos, aunque compatible al tiempo con un indiscutible aire de refinamiento, y ese poderío es lo primero que comunica el frontal del coche, que recibe además la nueva firma luminosa de los últimos Renault. Las otras dos claves estéticas del vehículo son los pilotos que recorren la zaga de lado a lado y el listón cromado que atraviesa las aletas delanteras.

Según las versiones, la pantalla que preside el salpicadero es horizontal y de 7 pulgadas o vertical y de 8,7’’. El sistema R-Link 2 es compatible ya con Android Auto y AppleCar Play y no sólo agrupa las funciones de información y entretenimiento del coche, sino que también permite acceder a las abundantes ayudas a la conducción disponibles.

Entre ellas cabe mencionar: frenada de emergencia en ciudad, alerta de cambio de carril y de vehículo en el ángulo muerto, lector de señales de tráfico, ayuda al aparcamiento delantera, lateral y trasera, sistema de aparcamiento manos libres y cambio automático de luces cortas a largas.

Quien pretenda dar al Koleos una utilización off road más acusada, dispone de versiones 4x4 con el conocido sistema All Mode 4x4i y sus tres modos de funcionamiento: tracción a las ruedas delanteras (4x2), a las cuatro con reparto automático del par y a las cuatro ruedas con reparto 50:50 fijo (Lock).

En cuanto a sus ángulos característicos, son de 19º el de entrada y de 26º el de salida. La altura libre al suelo es de 21 centímetros en las versiones 4x4 y de 19 en las 4x2.

Un refinado interior distingue al Koleos de su antecesor.

Un refinado interior distingue al Koleos de su antecesor.

En la oferta mecánica, Renault sigue confiando plenamente en los diésel, pujantes aún en su opinión entre los SUV de gran tamaño. En el momento del lanzamiento, previsto para estos días, se podrá escoger entre un motor dCi de 130 caballos y otro de 175. Este último cabrá asociarlo a la tracción 4x4 y a un cambio automático X-Tronic, de variador continuo.

Los precios del nuevo Koleos están comprendidos entre los 28.390 euros de la variante dCi de 130 caballos y acabado Intens y los 41.504 del dCi de 175 CV con cambio X-Tronic y tracción 4x4 en su lujosa versión Initiale Paris.

- PUBLICIDAD -