eldiario.es

Menú

Viajes

6 ciudades que visitar antes de morir

Recopilamos aquellas urbes que, por su encanto y belleza, merece la pena visitar al menos una vez en la vida.

- PUBLICIDAD -
Buenos Aires. Alessando Grussu.

Buenos Aires. Alessando Grussu.

Granada

Granada. Nils Van del Burg.

Granada. Nils Van del Burg.

Empezamos nuestro recorrido desde España, donde encontramos muchos lugares dignos de mención. Nos decidimos por Granada porque, como dijo Antonio Machado que, aunque todas las ciudades tienen su encanto, “Granada tiene el suyo y el de todas las demás”. Y es que esta ciudad en mucho más que una impresionante vista de la Alhambra con Sierra Nevada al fondo, es mucho más que un museo de la multiculturalidad, es mucho más que la ciudad que vio escribir a García Lorca. Granada es belleza, cultura, gastronomía, y paseos inigualables.

París

París. Moyan Brenn.

París. Moyan Brenn.

No podría quedarse fuera de un ranking una de las ciudades más bellas del mundo. Aunque la imagen de la Torre Eiffel o la basílica del Sagrado Corazón sea un mantra que se repite en fotografías o televisión, la mayoría de los viajeros no puede resistirse a contemplarla en directo al menos, una vez en la vida. Más allá de sus estampas más conocidas, París cuenta con centenares de rincones sorprendentes, cafés con encanto bohemio, barrios que son una obra de arte en sí mismos, y algunos de los mejores museos del mundo, como la pinacoteca del Louvre. Un viaje sencillamente obligatorio.

La Habana

La Habana. Mikel Ortega.

La Habana. Mikel Ortega.

La capital de Cuba ofrece una experiencia cercana a un viaje en el tiempo, mientras vemos rodar coches de época ante sus fachadas de estilo colonial. Aunque lo mejor de la Habana es, sin duda, su gente, siempre abierta, agradable con el viajero, hospitalaria y sin prisas. Pasear por El Malecón, degustar la sabrosa gastronomía local o el buen ron, vivir el estilo de vida slow y saborear cada rincón a ritmo de los más de setenta estilos musicales que se desarrollan en la isla de la música, son cosas que solo te pueden pasar en La Habana.

Buenos Aires

Buenos Aires. Alessando Grussu.

Buenos Aires. Alessando Grussu.

Seguimos en América para proponer la que fue conocida como “el París del otro lado del Atlántico”. Aunque a Buenos Aires no le hacen falta comparaciones. La majestuosidad de sus avenidas habla por sí sola de la grandeza de esta ciudad. Modernidad y tradición, neoclasicismo, historia. Si eres amante del fútbol, no olvides hacer coincidir tu visita con el Superclásico entre el Boca y el River, el espectáculo deportivo  más intenso del mundo. Si lo tuyo es el teatro dispones de más de 300 salas para elegir. Si te apasiona el baile, estás en la patria del tango y los espectáculos de baile en directo afloran por cada esquina. Buenos Aires reúne todo lo necesario para sorprender y agradar al viajero.

Estambul

Estambul. Enrique Freire.

Estambul. Enrique Freire.

A caballo entre Europa y Asia,  Estambul no deja indiferente a nadie. En un enclave de una belleza extraordinaria, la ciudad extiende sus barrios junto al estrecho del Bósforo, regalando inigualables vistas desde el Palacio de Topkapi o la Torre Gálata. Para recomponerte de los largos paseos que la ciudad merece, puedes deleitarte con una gastronomía rica en sabores y aromas, los mejores tés y dulces tradicionales difíciles de olvidar. Una tradición mercantil  heredera de la ruta de la seda hace que esta ciudad sea un lugar perfecto para comprar cualquier cosa en el Gran Bazar o en el Bazar de las Especias, donde el espectáculo de olores, colores y sabores harán que jamás puedas olvidarte de tu paso por la tan auténtica ciudad de Estambul.

Tokio

Tokio. Guy Gorek.

Tokio. Guy Gorek.

Los palacios y los templos son los reclamos principales de la arquitectura japonesa, y en Tokio se conjugan con la modernidad más puntera de edificios futuristas y reflectantes. No se puede dejar de ir a Tokio y comprobar in situ la belleza de la fusión entre tradición y modernidad, degustar el mejor sushi, cruzar por el paso de peatones más transitado del mundo en Shibuya, o volverte un poco loco entre tiendas y luces de neón en Takeshita, Hachiman, Nakamise o Ameyoko. Una ciudad trepidante que promete diversión, cultura, amabilidad y sorpresa para cualquiera que la visite.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha