eldiario.es

Menú

Viajes

Claves para vivir y entender el carnaval de Río de Janeiro

Por su tamaño y espectacularidad el carnaval de Río de Janeiro es por méritos propios el más importante del mundo

En 2018 el carnaval de Río de Janeiro se celebra del 9 al 17 de febrero pero la fecha exacta varía cada año

- PUBLICIDAD -
Sambódromo, Carnaval de Río de Janeiro

Domingo y lunes desfilan en el Sambódromo las Escuelas del grupo especial, las mejores de Río.

Brasil vive como nadie sus días de carnaval, un frenesí de música y disfraces toma todo el país y Río de Janeiro es su cara más internacional. Más allá del Sambódromo que cada año nos enseñan por la tele, el carnaval se apodera al completo del quinto país más grande del mundo y nadie, ni locales ni turistas, se lo quiere perder.

Por tamaño, espectacularidad y repercusión Río de Janeiro se lleva la palma a la hora de celebrar su carnaval. 40 días antes de Pascua, entre febrero y marzo, el carnaval toma las calles de Brasil y los cuatro días oficiales de celebración se convierten en toda una semana de fiesta, samba, color y una alegría infinita.

Las Escuelas de samba

Las escuelas de samba no son escuelas de samba. Dicho así suena contradictorio, pero al contrario de lo que podríamos pensar no son escuelas donde se enseñe a bailar samba. Las escuelas son agrupaciones de tipo popular organizadas para competir en el carnaval de manera profesional y ser la mejor de la ciudad.

Sambódromo, Carnaval de Río de Janeiro

75.000 espectadores llenan las gradas del Sambódromo en sus días de mayor apogeo.

Son grandes, algunas pueden tener más de 4.000 integrantes y cada una escoge cada año un tema a representar. Una samba compuesta por ellos mismos, las carrozas del desfile y los disfraces cuentan y representan esta historia, su originalidad y puesta en escena son fundamentales para conseguir la mejor puntuación del jurado. Las mejores escuelas se organizan en la Liga Independente das Escolas de Samba do Grupo Especial do Rio de Janeiro.

Si eres turista te gustará saber que existe la posibilidad de desfilar en el Sambódromo representando a una de estas escuelas. Tendrás que comprar el disfraz oficial de la escuela de ese año, reservar tu plaza antes de mediados de diciembre y preparar la cartera, pues los precios mínimos comienzan en los 1000 reales (250€). De ahí para arriba.

El Sambódromo de Río de Janeiro

En pleno corazón de Río, lo que es la rua Marquês de Sapucaí, se convierte en el mayor escenario del carnaval del mundo. Grandes gradas permanentes esperan cada año que las Escuelas de samba recorran sus 550 metros de recorrido para albergar a unos 75.000 espectadores, y durante unos días lo que era una calle más pasa a ser todo un estadio dedicado al carnaval.

Por el Sambódromo desfilan todas las Escuelas de samba que compiten por ser las ganadoras del carnaval. Cada una tiene entre 65 y 82 minutos para recorrerlo de punta a punta, si no pueden ser penalizadas, y ofrecer en este tiempo su mejor puesta en escena, donde enormes y espectaculares carrozas lo llenan todo junto a miles de bailarines.

Sambódromo, Carnaval de Río de Janeiro

Las carrozas son responsables de la espectacularidad de cada Escuela y cada año supera al anterior.

Entender el Sambódromo

En el Sambódromo se llevan a cabo diferentes celebraciones pero ¿sabes ya a cuál quieres ir tú? Este gran escenario al aire libre diseñado por Oscar Niemeyer recibe desfiles en diferentes días y su importancia va de menor a mayor.

  • Unos días antes de la gran celebración el Sambódromo es inaugurado cada año por las escuelas infantiles, donde comienzan los más jóvenes cariocas a dar sus primeros pasos carnavalescos.
  • Después, el viernes y el sábado desfilan las 15 escuelas de samba del grupo de acceso de oro, las que compiten por hacerse con una plaza en el grupo especial del siguiente año. 
  • El domingo y el lunes desfilan 12 escuelas del grupo especial, 6 cada día, y son las más profesionales. Un jurado es el encargado de nombrar la escuela ganadora cada año.
  • Casi una semana después, el sábado siguiente, se celebra el Desfile de los Campeones, donde desfila la escuela ganadora y las 5 siguientes mejor clasificadas.

Como comprenderás, domingo y lunes son los días de mayor expectación y por tanto los de mayor ocupación, las entradas para el Sambódromo se agotan y sus precios suben como la espuma conforme se acerca la fecha, momento en el que la reventa pasa a ser la única opción más los más desesperados.

Los precios de las entradas generales son más altos en los sectores más cercanos al comienzo del desfile de las escuelas y bajan progresivamente conforme se acercan al final del recorrido. Esto tiene una explicación, y es que nada más comenzar las escuelas lo dan todo y medio kilómetro después las fuerzas y las ganas de baile ya no son las mismas.

Para comprar tus entradas para el Sambódromo hay muchas opciones pero las páginas de referencia son Carnavales Brasil, Rio Carnival Rio Carnaval y Carnival Ticket Rio.

Sambódromo, Carnaval de Río de Janeiro

Carrozas y disfraces representan la historia que narra la samba, todos ellos fundamentales de cara al jurado.

Los blocos callejeros, el carnaval para todos

Por muy grande que sea el Sambódromo se puede decir que solo unos pocos son los afortunados de ver desfilar a las mejores escuelas de samba. Fuera de él, en las calles de Río, es donde se encuentra el otro carnaval, el de la alegría colectiva.

Los blocos son agrupaciones que se organizan para recorrer las calles en Carnaval, donde música, disfraces, baile y litros incontables de cerveza van de la mano. Se distribuyen por barrios, tienen su propia banda y en muchas ocasiones un camión hace de escenario y de altavoz con ruedas. Todo el grupo recorre las calles en bloque, de ahí su nombre, y todo el mundo está invitado a unirse, y si llevas cualquier cosa que haga de disfraz mejor que mejor.

Los blocos con muchos, muchísimos, más de 460 oficiales y más de 500 en total, y para ellos la fiesta comienza mucho antes de que llegue el carnaval, incluso desde enero. Lo más probable es que si pasas por Río en esas fechas coincidas con más de uno. No solo tocan samba y música brasileña, sino que los hay de todo tipo y tamaños. El mayor, el Cordão de Bola Preta, reúne a casi dos millones de personas. Y así, barrio por barrio, hasta llenar una ciudad entera.

- PUBLICIDAD -