eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

¿Cómo invertir en la infancia? Preguntémosles a los niños

¿Cómo invertir en la infancia? Preguntémosles a ellos mismos

¿Cómo podemos tomar decisiones acerca de la inversión en infancia si no contamos con las opiniones de los niños y niñas? Ellos son los expertos.

Y esto no es solo una idea bonita. Según la convención de los Derechos del Niño, es una obligación. Los Estados deben invertir para garantizar los derechos de la infancia y contar con su participación activa en todas las decisiones que les afecten. Por eso damos la bienvenida a la Observación General 19 de las Naciones Unidas (ONU), una guía que explica, paso por paso, cómo el gobierno debe invertir en la infancia.

Este documento es especial por dos razones: la primera, porque es vinculante -España se compromete a crear presupuestos que pongan la infancia en el centro-, y la segunda, porque fue escrita contando con las opiniones de más de 2.600 niños y niñas de 71 países de Asia, Europa y América Latina.

Seguir leyendo »

Consejos para padres con hijos preadolescentes

Consejos para hijos adolescentes

No son pequeños pero tampoco mayores. Existen multitud de foros en los que padres preocupados preguntan a qué edad empieza la preadolescencia (¿10 años? ¿12 años?), y dado que los tiempos han cambiado, que aparentan ser mayores de lo que éramos nosotros a su edad y que no sabemos, por ejemplo, cómo enseñar a nuestros hijos a protegerse en las redes sociales, conviene que eches un ojo a estos consejos para padres con hijos preadolescentes.

Ésta es la pregunta del millón. La versión oficial dice que es un período comprendido entre los 9 y los 12 años pero, como todo en la vida, esto no es matemático, depende de cómo sea tu hijo. Ten por seguro que será preadolescente cuando en “la construcción de su yo intervengan cambios corporales, conductuales y emocionales” tal y como explica la psicóloga infantil Sara Tarrés en ' Cambios emocionales en la preadolescencia' de Guía Infantil. Quizás se muestre demasiado frío (y cortante), seguramente conteste con monosílabos y, por supuesto, no querrá que muestres afecto por él/ella en público, menos si hay alguien de su edad cerca. Su comportamiento ambivalente puede ser desconcertante e incluso desagradable.

Los niños de hoy están viviendo experiencias muy diferentes a las que nosotros vivimos, en parte por la aparición de internet y las redes sociales (no dejes de leer ' Cómo detectatar los 4 tipos de bullying más comunes' o ' ¿Qué es el sexting y cómo proteger a los adolescentes?'). La buena noticia es que, en muchas ocasiones, demuestran mayor madurez y una actitud de confianza. Aún así hay una brecha generacional enorme. Como padres, estamos tratando con problemas que nuestros propios padres jamás soñaron, y a menudo nos sentimos menos preparados de lo que estaban ellos cuando nosotros nos convertimos en preadolescentes.

Seguir leyendo »

Los 15.000 guantes de Nazmul

Nazmul en el taller de costura donde trabaja 8 horas

Nazmul tiene 11 años, pero tiene muy poco tiempo para jugar. Su día se divide entre las 8 horas que trabaja en un pequeño taller de confección de guantes y las cuatro horas que dedica a ir a la escuela de Educo, en el barrio marginal Hazaribag, en Dhaka (Bangaldesh).

El taller es un espacio claustrofóbico y con escasa ventilación. El polvillo que generan los tejidos va amontonándose en los cables eléctricos y encima del ventilador. Hace mucho calor. Dos chicas sentadas en el suelo van cortando los patrones mientras otros muchachos van cosiendo las piezas que, luego, otros niños más pequeños se encargarán de clasificar y empaquetar. En este espacio, 22 chicos y chicas (entre ellos algunos niños) se afanan cada día en fabricar unos guantes que luego se exportarán a Corea del Sur para ser utilizados por obreros en las factorías. Cada mes, 15.000 nuevos pares salen de este local.

En este trabajo, Nazmul gana unos mil takas al mes (apenas 12 €), con los que ayuda a su familia. El pequeño trabaja seis días y medio a la semana. Solo libra los viernes por la tarde, día festivo en el calendario musulmán.

Seguir leyendo »

La educación en lengua materna es esencial para combatir el fracaso escolar

El aprendizaje en el idioma materno es un derecho fundamental de la infancia que ayuda a evitar el fracaso escolar, especialmente en el caso de los niños y niñas que viven en las comunidades indígenas y rurales. Impulsar una enseñanza vinculada a la cultura y la lengua es fundamental para garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad. Con el objetivo de potenciar el uso de las lenguas maternas en las escuelas, hemos puesto en marcha dos proyectos en Filipinas y Guatemala.

Filipinas es un país en el que se hablan más de 170 lenguas, pero la mayoría de los niños y niñas estudian la primaria en inglés o tagalo, los dos idiomas oficiales. Al no ser su lengua materna, los pequeños no comprenden lo que se les explica o lo que leen y no participan en las clases porque no pueden expresarse correctamente en un idioma que no es el suyo. Nuestro compañero Miquel Egibar, especialista en educación, explica que “además, sus familias no pueden ayudarlos porque no conocen bien el tagalo o el inglés. Todo esto conduce a peores resultados académicos, a un abandono escolar precoz y a menores oportunidades laborales o de mayor precariedad.

Ante esta realidad, hemos puesto en marcha un proyecto global en la región filipina de Bícol para introducir el idioma local en 192 escuelas. Entre otros, editamos materiales didácticos en el idioma materno de los estudiantes, dotamos de libros a las bibliotecas escolares y formamos al profesorado para que los maestros puedan enseñar a los alumnos en su lengua materna.

Seguir leyendo »

“Hemos recuperado nuestra autoestima como aimaras”

Jesús de Machaca, una de las poblaciones originarias aimara más importantes del altiplano boliviano, es conocida por su permanente lucha para conservar sus tradiciones. Se constituyó en 2002 como municipio indígena, lo que significa que los habitantes escogen a sus dirigentes según sus usos y costumbres. Cada 21 de junio, día de Año Nuevo aimara, son elegidas las máximas autoridades, pero no toman posesión de sus cargos hasta el 1 de enero del siguiente año. Esta autoridad indígena anual convive con otra autoridad estatal elegida cada cinco años.

“La educación bilingüe nos ha dado la posibilidad de recuperar nuestra identidad cultural y nuestra autoestima. Antes se imponía el castellano en clase y sentíamos vergüenza de nuestras raíces. Mi padre, también profesor, nos prohibía hablar en aimara, decía que era perjudicial, y cuando llegaba a casa teníamos que hablar en castellano. Pero cuando se iba cambiábamos al aimara porque nos parecía más dulce. Ahora nos sentimos orgullosos de ser aimaras y de hablar nuestro idioma en cualquier lugar y en cualquier circunstancia sin temor, nos cuenta Genaro, director de la escuela Alto de la Alianza.

Según Virginia , "los abuelitos les hablan a sus nietos en aimara, pero los más jóvenes, debido a la televisión y la radio, hablan más en castellano”. La formación que están recibiendo docentes como Virginia o Genaro facilita la enseñanza del aimara con imágenes, música y juegos. “Estamos rescatando nuestro idioma. Si trabajamos mucho puede llegar a ser valorado como lo es el quechua en Perú”.

Seguir leyendo »

Rebeldes con causa

Rebeldes con causa

A pesar de que la ley prohíbe el matrimonio infantil, el gobierno bangladesí no controla su cumplimiento ni aborda los factores que lo posibilitan. En muchas comunidades, las niñas son consideradas una carga económica y las familias creen que entregando a sus hijas a un marido –a menudo mucho mayor que ellas–, les asegurarán su supervivencia y manutención, además de protegerlas ante agresiones sexuales. La práctica de la dote, muy extendida, tampoco ayuda: cuanto más joven sea la novia, menor será la cantidad a entregar.

La realidad, sin embargo, es amarga. Las niñas casadas dejan la escuela, tienen más posibilidades de sufrir malos tratos, engendrarán más hijos y tendrán menos posibilidades de contar con ingresos propios, lo que perpetuará su dependencia del marido. Además, las muertes relacionadas con embarazos precoces son la primera causa de mortalidad en adolescentes. En este contexto, la educación y la sensibilización son claves para luchar contra esta lacra.

En las escuelas de Educo en Bangladesh protegemos a las alumnas contra el matrimonio infantil al que muchas se verían abocadas. En primer lugar, mentalizando a las propias niñas de cuáles son sus derechos, así como también a sus compañeros de clase, y, en segundo lugar, hablando con las familias para concienciarlas de la necesidad de que sus hijas completen los estudios.

Seguir leyendo »

“Algún día seré médico para tratar a la gente pobre”

“Algún día seré médico para tratar a la gente pobre”

Monir Hossain tiene once años y estudia quinto curso en la escuela de Educo en el slum de Nayanagar, en Dhaka, la capital de Bangladesh. Allí, como otros niños y niñas de las clases más desfavorecidas de la sociedad, estudia y se divierte. “La escuela es mi lugar favorito. Me gusta mucho. Mis profesores me ayudan y a veces me piden que lea alguna redacción en clase ante mis compañeros”.

A Monir le encanta dibujar y cuando tiene un ratito, coge los lápices y empieza a recrear en un papel imágenes de los paisajes que le rodean. “Mi color favorito es el amarillo y cuando dibujo lo utilizo mucho”, comenta. También le gusta jugar a cricket, el deporte nacional en el país, y a fútbol.

Cuando era muy pequeño, Monir perdió a su padre y su madre tuvo que emplearse como asistenta del hogar para poder tirar adelante a la familia. Él se muestra profundamente agradecido por el afecto que le brinda. “Mi madre siempre me apoya y me motiva para estudiar, así que me esfuerzo cada día”.

Seguir leyendo »

Benín: los niños del vertedero

Benín: los niños del vertedero

Entre los miles de residuos que son lanzados diariamente en mercado de Dantokpa, situado al lado de la laguna, decenas de niños, adolescentes y jóvenes escarban en busca de algún objeto de plástico, metal, cables… o cualquier otro producto que luego puedan revender.

Son los niños del mercado, que malviven buscando alguna oportunidad de ganar algo de dinero, ya sea ofreciéndose como porteadores, vendiendo todo tipo de objetos o, simplemente, reciclando la basura. Algunos son huérfanos, otros han emigrado desde zonas rurales e incluso algunos han sido rechazados por sus propias familias.

Viven en el mismo basurero, en chabolas de cañas y plástico que a duras penas les resguardan del viento y la humedad, levantadas precariamente entre un paisaje de montañas de plásticos, restos de comida y otros desechos.

Seguir leyendo »

Seguenega: el oro maldito

Seguenega: el oro maldito

Bajo la tierra de Burkina Faso se esconden toneladas de uno de los metales preciosos más buscados: el oro. Pero aunque la actividad minera ha crecido notablemente en los últimos años, los beneficios de extraer este mineral no llegan a una población que vive en pésimas condiciones. Además, muchos niños abandonan cada año la escuela para ponerse a trabajar en los pozos mineros en condiciones miserables.

El departamento de Seguenega, a 55 km de Ouahigouya, nuestra zona de intervención en el país desde hace doce años, es un reflejo de esta realidad. Formado por 64 comunidades dispersas donde viven cerca de 80.000 personas, cuenta con 14 pequeñas explotaciones mineras, una actividad que ha modificado el “modus vivendi” de muchas familias que hasta ahora se dedicaban a la agricultura. Las explotaciones constan de galerías subterráneas construidas artesanalmente a las que se accede mediante estrechos pozos excavados en el terreno. Ahí, los pequeños descienden y escarban en busca de polvo de oro. Para los responsables de las minas, contar con mano de obra infantil supone un importante ahorro de costes. Para los niños, sin embargo, representa una actividad peligrosa y que daña su salud, que no les saca de la pobreza en que viven y que, por el contrario, les aleja de la escuela. En muchos casos, son los mismos padres quienes empujan a sus hijos a este trabajo. En otras ocasiones, son los propios niños quienes deciden emplearse en estos pozos mientras sus padres pasan semanas trabajando fuera de casa, a menudo también en las minas de oro.

 Muchos niños y adolescentes abandonan la escuela para dedicarse a trabajar en los pozos.

Seguir leyendo »

La educación, una oportunidad para mejorar la vida de las niñas

La educación, una oportunidad para mejorar la vida de las niñas

Las niñas que acceden a la educación secundaria tienen más posibilidades de evitar el matrimonio infantil y el embarazo en la adolescencia. Hay que recordar que, en el mundo, 1 de cada 9 niñas se casa antes de cumplir los 15 años y que las complicaciones relacionadas con el embarazo y el parto son la segunda causa de mortalidad entre las adolescentes. El hecho de continuar con sus estudios les permitirá tener, en un futuro, un mejor trabajo y salario, ser más independientes, casarse y tener hijos más tarde y aportar prosperidad a su comunidad.

A través del proyecto de Becas ELLA, Educo trabaja para que las adolescentes puedan acceder a la educación secundaria y continuar con su formación. Desde que se puso en marcha este programa, en el curso 2011-2012, se han concedido 6.412 becas a niñas de entre 12 y 17 años. Estas becas cubren los gastos económicos de un curso escolar, como la matrícula, las mensualidades, la alimentación, los materiales o el transporte al centro educativo, entre otros. Actualmente se concede esta ayuda a niñas y adolescentes con bajos recursos económicos que viven en zonas rurales o barrios desfavorecidos de países de América, África y Asia. Desde el inicio del proyecto se han dado 4.430 Becas ELLA en Bangladesh, 1.131 en Burkina Faso, 671 en El Salvador y 180 en Guatemala.

 

Seguir leyendo »