eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

Tres empresas se adjudican las instalaciones de seguridad del AVE extremeño por 164 millones de euros

Doble sistema Asfa y ERTMS de comunicación y seguridad, y mantenimiento por 20 años

- PUBLICIDAD -
AVE Extremadura

El consorcio formado por Bombardier, Alstom e Indra ha ganado un contrato, valorado en 164 millones de euros, de suministro de sistemas de señalización y servicios de mantenimiento para la nueva sección de alta velocidad del corredor ferroviario Madrid-Lisboa, en Extremadura.

El proyecto, adjudicado por Adif Alta Velocidad, incluye la instalación del ERTMS Nivel 2 (sistema europeo de control de tráfico ferroviario) en los 164 kilómetros que distan entre Plasencia-Cáceres-Mérida y Badajoz, han informado este martes las tres compañías en un comunicado conjunto.

El consorcio liderado por la canadiense Bombardier será el responsable del diseño, el suministro, la instalación, las pruebas y la puesta en servicio de los sistemas de señalización y comunicación.

El contrato también incluye 20 años de mantenimiento que comenzará al final de la fase 1 de la entrega del sistema de señalización.

La participación de Bombardier está valorada en 77 millones de euros; la parte de la francesa Alstom en 62, y la de la española Indra en 25 millones de euros.

Bombardier instalará su solución Bombardier Interflo 450 ERTMS Nivel 2 en toda la línea.

Por su parte, Alstom será el responsable del sistema de enclavamiento electrónico y suministrará su solución Smartlock 300, e Indra pondrá el sistema ASFA (Anuncio de Señales y Frenado Automático); esté último ya funciona en la vía convencional actual entre la presa de Montijo en Mérida, y Gévora en Badajoz.

Noticia positiva

Ángel Caballero, presidente de la asociación extremeña de amigos del ferrocarril, ha calificado la noticia de positiva y dice que se esperaba que este gran contrato fuera adjudicado por el Gobierno de Mariano Rajoy antes de las elecciones.

Actualmente está construida toda la plataforma entre Plasencia y Badajoz, a falta de los dos dos puentes sobre Tajo y Almonte, y de los accesos ferroviarios a Badajoz, Mérida, Cáceres y Plasencia, que de momento tendrá que hacerse por las actuales vías que se están mejorando

Adif está almacenando en diversos puntos de Extremadura las traviesas de hormigón para todo el tramo extremeño, donde por tanto no hay un solo kilómetro de vía (carril) de AVE instalada.

Caballero estima que ese AVE provisional, sin electrificar y con locomotoras diésel podrá circular a este paso dentro de dos años, si bien advierte que ello será así siempre que contratos como este de la seguridad y señalización se ejecuten finalmente, “ya que tenemos ejemplos de tramos de plataforma que se adjudicaron a bajo precio y luego las empresas abandonaron”.  

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha