eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

Buscan en la región padrinos que con 15 euros/mes alojen en pisos de Grecia a refugiados

Ya que España no abre las puertas de acogida, Refugiados Extremadura quiere sacarlos de los campamentos y darle vivienda transitoria

- PUBLICIDAD -
La ONU quiere repartir la carga en la atención a los millones de refugiados

Sirios en el puerto del Pireo, Atenas EFE

La Plataforma de Refugiados de Extremadura intenta buscar voluntarios donantes que contribuyan a buscar alojamiento provisional para las familias que huyen de la guerra y la miseria, que han quedado atrapadas en los campos de Grecia y posteriormente en los de Turquía, y este lunes tenía previsto dar una primera charla en el Ateneo de Badajoz sobre este proyecto.

La organización se ha sumado, como una más de las iniciativas populares que intentan remediar la situación de esas personas, a la idea de la ONG andaluza Himaya, fundada por tres mujeres y que costea pisos en Grecia para alojar a una media de 10 personas, un empeño en el que ya han conseguido financiación para una quinta vivienda gracias a la ayuda de donantes canarios.

Se trata de una aportación media de 15 euros al mes para entre un grupo de voluntarios costear los casi 1.000 euros mensuales que cuesta ayudar a esa decena de refugiados, entre el alquiler del piso (350 euros al mes, los gastos de luz, agua y otros, que son 150, más la manutención).

Andy Plaza, de Refugiados Extremadura, explica que se trata de “otra iniciativa popular más dada la inoperancia de nuestros gobiernos europeos”. Sacar a los expatriados de esos campos de internamiento y darles un alojamiento digno mientras se consigue que funcionen los cupos de inmigración en los países europeos, entre ellos el de España “que se comprometió a acoger a 17.000 personas pero creo que no van más de 200”.

Los más débiles

Son muchas las iniciativas populares que surgen en Europa mientras los compromisos de acogida no se cumplen a pesar de los tratados y convenios firmados, y esta es una de ellas. Plaza ha estado ayudando en Macedonia, en la frontera de Grecia, y comprobado cómo “hemos dejado tiradas a esas personas, entre las cuales hay niños que viajan solos, mujeres solitarias, y mujeres con sus hijos, son los colectivos más vulnerables a los que dirigimos esta acción”.

Frente a la “pasividad oficial”, voluntarios a título individual y organizaciones humanitarias siguen ayudando “como esos bomberos que con trajes de neopreno de 27 euros del Decathlon hacen una labor que los funcionarios europeos de Frontex, con otros de 3.000 euros, no realizan”.

Para contactar con este proyecto de Refugiados Extremadura en colaboración con Himaya se puede hacer en el grupo de Facebook con el mismo nombre, o en la dirección de correo andi_plaza@hotmail.com

En su opinión, lo que ocurre es muy extraño. “Tengo la sensación de que el flujo de acogida, a cuentagotas, está detenido porque países como Alemania, con un gran problema demográfico, está filtrando la llegada para seleccionar y quedarse con los inmigrantes jóvenes y más cualificados”.

En Macedonía “informábamos a los acogidos de que España tenía un cupo de 17.000, y la policía acabó prohibiéndonos que repartiéramos esos papeles”. Una empresa naviera valenciana que se ofrecía a traer refugiados “fue desautorizada por nuestro Gobierno”.

Por el contrario los ciudadanos “son la parte buena de Europa”, según Andy Plaza.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha